01 agosto 2013

Guerra Mundial Z


Mañana viernes 2 de Agosto llega a las carteleras españolas la esperada adaptación de la aclamada novela Guerra Mundial Z del escritor Max Brooks, reputado novelista y además hijo del actor y director Mel Brooks.
Producida por Plan B Entertainment, propiedad de Brad Pitt, Guerra Mundial Z nos presenta al ya veterano actor como principal reclamo de este esperado blockbuster. Atrás quedan los innumerables problemas que tuvo que atravesar el proyecto durante su preproducción, producción y post-producción, sin embargo sus responsables han conseguido llegar a buen puerto la cinta, y el resultado, quizás no ha sido tan redondo como se esperaba, pero aún así el espectador encontrará en la pantalla un blockbuster veraniego de lo más digno y una película con un ritmo vibrante y trepidante que no deja un respiro al espectador en ningún momento de las casi dos horas que dura la película.
Muchos aficionados al género zombie se han preguntado cuales son los puntos en común entre la novela y la película, y es que aparte del título no hay ninguno más y este hecho ha encencido las iras de los fans de la novela. Y es que quizá el principal problema al que se hayan tenido que enfrentar los guionistas de esta producción entre los que encontramos nombres ya reconocidos del género como Matthew Michael Carnahan, Drew Goddard, Damon Lindelof y el guionista de series de televisión y cómics J. Michael Straczynski, haya sido la estructura episódica de la novela y el hecho de contar la historia a base de testimonios de los supervivientes a la denominada Guerra Mundial Z. Esta estructura fragmentada y de protagonismo coral tan característico de la novela hubiese sido perfecta para otro formato como por ejemplo una serie de televisión, pero quizá no hubiese sido una decisión afortunada el emplearlo para un blockbuster veraniego protagonizado por Brad Pitt, por ello los guionistas han decidido cortar por lo sano y en lugar de adaptar la novela han optado por narrar lo que podríamos denominar como el origen de la epidemia y de los ataques zombies, y como Gerry Lane, un investigador de las Naciones Unidas, interpretado por Brad Pitt deberá abandonar a su familia y viajar por todo el mundo en busca del origen de la infección con el fin de poder sintetizar una vacuna con la que acabar con la pandemia que asola el mundo.
Acompañan a Pitt, actores televisivos de sobrada solvencia como Mireille Enos (The Killing), James Badge Dale (Rubicon), Peter Capaldi (The Thick of It) o Matthew Fox (Lost), al que este último yo no recuerdo haber visto en la película aunque aparezca acreditado en el reparto. ¿Eliminado en la sala de montaje quizás?
La cinta dirigida por Marc Forster, director con una filmografía tan ecléctica con títulos como "007: Quantum of Solace", "Más extraño que la ficción", "Descubriendo Nunca Jamás" o "Monster´s Ball", ha sabido ponerse al servicio de la espectacularidad y de la acción trepidante en esta producción y ha conseguido rodar una serie de escenas espectaculares que se van sucediendo una tras otra, sin apenas dejar respiro, y que mantienen al espectador en tensión durante todo el metraje.
En definitiva, Guerra Mundial Z quizá no guste a los fans más acérrimos de la novela, ya que poco o nada tiene que ver con ella aparte del título, pero aún así se presenta como una película muy entretenida que gustará a los que vayan a verla con la idea de que van a ver otra película de zombies, en la que estos se presentan como una especie de veloz marabunta con mente colmena que va arrasando todo a su paso. La película deja con ganas de ver en acción a más zetas, y sobre todo más enfrentamientos alrededor del mundo entre los "zetas" y los humanos a los que es probable que veamos en próximas secuelas si la cinta funciona bien en taquilla, ya que como bien reza el título de la película es una Guerra Mundial, y aún quedan muchos enfrentamientos e historias alrededor del mundo que contar durante el apocalipsis zombie.