14 abril 2014

La gigantesca barba que era el mal (Stephen Collins, La Cúpula)


Descubrir a un autor como Stephen Collins gracias a La gigantesca barba que era el mal ha sido una de los sorpresas más agradables que me he encontrado en mis últimas lecturas y, por supuesto, es impepinable colocar a esta estupenda novela gráfica en mi top de mejores lecturas comiqueras en lo que va de año.
Stephen Collins es un dibujante e ilustrador británico totalmente desconocido en nuestro país, que ha sorprendido tanto a crítica como a los lectores, con este su primer tebeo largo, en el que nos narra una preciosa fábula sobre el miedo a lo desconocido y a lo diferente. Una historia de esas que te hacen pensar, y que tras terminar su lectura te sientes mejor persona. Y eso es algo de alabar, porque pocos tebeos tienen el poder de producir esa sensación en sus lectores.
Dave, el protagonista de la historia vive Aquí, un lugar donde reina el orden y la rutina, mientras a lo lejos, en el mar, se encuentra Allí, el lugar donde la incógnita y lo desconocido campan a sus anchas. Todos los ciudadanos de Aquí evitan incluso mirar el mar porque Allí han ocurrido desgracias o incluso gente ha desaparecido en las procelosas aguas del mar, por lo que siempre han evitado acercarse por miedo a lo que pueda ocurrir y por temor a salirse de su rutina establecida.
De buenas a primeras todo cambiará en Aquí, cuando el pelito rebelde del rostro de Dave, ese del que nunca ha podido librarse, comience a crecer de manera desproporcionada formando una gigantesca, espesa y poblada barba que no dejará de crecer, y que hará que todos, incluido el propio Dave, se pregunten a que es debido que esa gigantesca barba haya conseguido romper los estándares establecidos por la sociedad de Aquí y comiencen a pensar de una manera algo desordenada y diferente.
El estilo de dibujo de Collins, que nos puede recordar a libros de ilustración infantil, le viene como anillo al dedo a una historia que, pese a su sencillez, no deja de ser una inteligente y sutil crítica, cargada de una finísima mala baba, a las sociedades modernas en general, donde todo ha de estar en orden y etiquetado y nada puede salirse de las normas preestablecidas, y si cualquier cosa se sale de estas normas, siempre será observada como un bicho raro, como le ocurre a Dave en esta deliciosa historia.
En resumen, una lectura muy disfrutable y recomendable, que os gustará si buscáis lecturas diferentes dentro del género de la novela gráfica, que en esta ocasión está más cercana a obras de un gran clásico de la literatura infantil como Roald Dahl.

La gigantesca barba que era el mal
Stephen Collins
Rústica con solapas. 252 páginas. B/N. 23 €. La Cúpula

07 abril 2014

Superman: Avistamiento en Kansas (J. M. DeMatteis y Jamie Tolagson, ECC Ediciones)


Con el título de Avistamiento en Kansas nos llega uno de esas historias de Superman publicada en Estados Unidos en dos entregas en 2003, y que por una u otra razón aún permanecía inédito en nuestro país hasta hace unos meses que fue publicado por ECC Ediciones en un tomo único con la historia completa.
Al ver la portada, con Jor-El y esos hombrecillos verdes al fondo, tuve la impresión, equivocada, de que esta historia firmada por J. M. DeMatteis se trataba de un Elseworlds, o un Otros Mundos, o lo que es lo mismo una historia imaginaria fuera de la continuidad "oficial" del personaje. Nada más lejos de la realidad, ya que la historia narrada en este tomo está dentro de continuidad y además presenta una interesantísima reflexión sobre el miedo a lo desconocido, y sobre un aspecto del origen extraterrestre de Superman, que sus guionistas nunca, o casi nunca, habían tratado en sus historias a lo largo de los más de 75 años de trayectoria editorial del personaje creado por Jerry Siegel y Joe Shuster.
J. M. DeMatteis, veterano guionista, al que muchos acusan injustamente de contar una y otra vez la misma historia, es conocido por haber trabajado en series como Amazing Spider-man o la recordada etapa de la Liga de la Justicia "humorística" junto a Keith Giffen, es el encargado de relatarnos en esta historia como Superman debe hacer frente al misterio que rodeó su llegada a la Tierra desde el planeta Krypton, que ha permanecido oculto varios años, y que ahora sale a la luz, gracias al testimonio a un programa de televisión, al estilo de Cuarto Milenio, de unos habitantes de Smallvile vecinos de los Kent, que relacionan la llegada de Kal-El a la Tierra con el avistamiento de naves espaciales y extraños seres alienígenas.
Para mí ha sido una sorpresa encontrarme con esta historia de Superman extremadamente bien contada, con unos personajes muy bien caracterizados y con un desarrollo de la historia que huye de convencionalismos para sorprender en todo momento al lector, gracias sobre todo al buen hacer de su guionista, y que además plantea una serie de ideas y conceptos realmente interesantes que, inexplicablemente poco o nada habían sido tratados en las historias de Superman, hasta la fecha.
En definitiva, una historia de Superman que atrapa al lector desde la primera página, y que cuenta en su haber con un dibujante bastante competente como Jamie Tolagson, al que reconozco que no conocía hasta ahora, cuyo trabajo en Avistamiento en Kansas me ha parecido lo suficientemente interesante y atractivo como para que le siga la pista en obras futuras.
Recomendable para aquellos que busquen una lectura sobre el personaje de Superman con mucha más sustancia de lo habitual, y para todos aquellos apasionados de la ufología y de todo tipo de misterios inexplicables relacionados con alienígenas y platillos volantes.

Superman: Avistamiento en Kansas
J. M. DeMatteis y Jamie Tolagson
Rústica. 136 páginas. Color. 12,95 €. ECC Ediciones

Batwoman: Mareas de sangre (J. H. Williams III, W. Haden Blackman y Trevor McCarthy, ECC Ediciones)


Con este tercer tomo de Batwoman, titulado Mareas de sangre, sus guionistas, J. H. Williams III y W. Haden Blackman, dan por finalizado el que podríamos calificar como primer arco argumental de la serie, en el que se finiquitan todas las tramas abiertas desde el primer número de esta extraña y personalísima serie creada por el dibujante J. H. Williams III, al tiempo que se presentan un par de interesantes tramas que darán bastante juego en el futuro de la protagonista.
El tomo publicado por ECC Ediciones contiene, además de los números 12 al 17, el número 0 de la serie en el que, al igual que todos los números publicados por la editorial durante ese mes en Estados Unidos, se nos narra el origen del personaje, una historia dura y emotiva, en la que tanto Williams III y Haden Blackman logran captar perfectamente toda la personalidad y amargura de su personaje, mostrándonos a través de diferentes flashbacks las condiciones y circunstancias que propiciaron que Katy Kane acabara adoptando la identidad de Batwoman para combatir al crimen en la ciudad de Gotham.
Tras este excelente aperitivo, llega el plato principal en la historia que, muy acertadamente, lleva el título de Las Mejores del Mundo, ya que nos presenta el primer team-up entre el personaje de Batwoman y el de Wonder Woman, a la que Mujer Murciélago pedirá su ayuda, al encontrarse en un callejón sin salida en el caso de los niños desaparecidos del barrio hispano de Gotham, y cuyas pistas parecen apuntar finalmente a que un misterioso personaje relacionado de alguna manera con dioses mitológicos griegos,  está detrás del secuestro de los niños y de todos los villanos a los que se ha enfrentado Batwoman desde el comienzo del caso.
Además de con la ayuda de Princesa Amazona, Batwoman contará con el apoyo de variopintos personajes como el hombre lobo Kyle Abott o los agentes de DEO, en una espectacular historia con sobrenaturales reminiscencias a Lovecraft, repleta de acción a raudales y con algún que otro giro inesperado, y donde el auténtico protagonista de la historia es el excepcional trabajo de su dibujante J. H. Williams III, convirtiendo este tebeo en una verdadera obra de arte, cuyas páginas son todo un placer contemplar al ser un gozo para el lector, y todo un manual para el dibujante, que muestra cómo no aburrirse dibujando y dando soluciones imaginativas y originales en cuanto a la narratividad y la composición en cada una de las páginas de este recomendable y entretenido tebeo protagonizado por uno de los personajes mejor caracterizados del Universo DC de los últimos tiempos.

Batwoman: Mareas de sangre
J. H. Williams III, W. Haden Blackman y Trevor McCarthy
Rústica. 160 páginas. Color. 14,95 €. ECC Ediciones

03 abril 2014

Tiempo de canicas (Beto Hernandez, La Cúpula)


Gracias a Ediciones La Cúpula llega a las librerías españolas Tiempo de canicas, una de las últimas obras del prolífico Beto Hernandez, creador junto a sus hermanos Mario y Jaime del mítico tebeo Love & Rockets. Como curiosidad me gustaría destacar que esta obra fuese publicada en Estados Unidos por la editorial independiente Drawn & Quarterly, cuando ha sido siempre la editorial Fantagraphics la encargada de publicar los trabajos de los Hermanos Hernandez.
He de reconocer que en los últimos tiempos tenía bastante perdida la pista al autor californiano, sobre todo desde que abandonó sus historias costumbristas ambientadas en el pueblo de Palomar para contar una serie de historias de otros géneros, como la ciencia ficción o el thriller, que por una u otra razón no han acabado de convencerme del todo, y es que el listón estaba muy alto con la saga de Luba y demás personajes.
En esta nueva novela gráfica, que podríamos calificar de semiautobiográfica, Beto echa mano de sus recuerdos de la infancia para componer una bellísima historia compuesta por pequeñas anécdotas sin relación aparente cuyo único punto en común es el pequeño Huey, el protagonista de la historia junto a sus dos hermanos Junior y Chavo.
En Tiempo de canicas, el autor acude a la siempre socorrida nostalgia, siendo inevitable el aluvión de referencias a todo tipo de expresión de la cultura popular americana, que nos sirven para situar la historia en un marco temporal, al tiempo que le sirven al autor para despertar en el lector, que haya vivido esa época, una serie de recuerdos de la infancia que enseguida relacionará con las referencias mostradas en la obra, al tiempo que le retrotraerá a unos tiempos más sencillos en los que los niños nos podíamos pasar todo el día jugando a las canicas, leyendo tebeos, peleando, molestando a las chicas, o simplemente jugando a cualquier cosa usando únicamente nuestra imaginación.
En esta obra Beto se descubre como un autor de gran sensibilidad, al reflejar de una manera magistral el mundo de la infancia, creando unos inolvidables personajes, que en muchas ocasiones nos pueden recordar a los grandes personajes que creara el maestro Charles M. Schulz en su tira Peanuts, con la que este tebeo tiene más de un punto en común.
Como apunte sentimental que llegará al corazón de cualquier lector que haya leído tebeos desde muy pequeño, cabe destacar los momentos en los que el pequeño Huey juega a ser el Capitán América con un frisbee pintado a modo de escudo, o en los momentos en los que lee sus tebeos a su hermano pequeño, o incluso ese terrible momento que seguramente todos hemos vivido de pequeños, en los que nuestros padres nos escondían, o incluso alguna vez tiraban a la basura, nuestros tebeos hasta que sacáramos buenas notas en el colegio, como le ocurre en este cómic a Junior, el hermano mayor de Huey.
En definitiva, nos encontramos ante una obra muy recomendable, de un autor, al que sinceramente ya daba por perdido, y sin embargo con esta obra ha sabido ganarse mi fidelidad para seguir con gran interés sus próximos trabajos que, esperemos, podamos leer pronto por estos lares.

Tiempo de canicas
Beto Hernandez
Cartoné. 148 páginas. B/N. 18,50 €. La Cúpula

02 abril 2014

47 Ronin (Mike Richardson y Stan Sakai, Planeta DeAgostini)


La historia de los 47 Ronin es una leyenda popular del folclore japonés que se ha ido transmitiendo de generación en generación, que trata sobre la lealtad, el honor y el deber, y que ha sido adaptada a otros medios como el cine contando con varias adaptaciones, siendo la última la protagonizada por Keanu Reeves que a juzgar por el trailer, estará inspirada muy vagamente en la historia original. Como decía, esta historia ha visto diferentes versiones en las que se variaba algunos detalles según quién la contara, en esta nueva versión del relato adaptada al cómic, su autor, Mike Richardson, guionista y editor de Dark Horse, se inspiró en el relato oral que le contó su amigo y compañero Randy Stradley. Tal fue la fascinación de Richardson por esta leyenda, que se convirtió en una auténtica obsesión por adaptarla al medio historietístico durante varios años en los que el guionista estuvo dando forma al guión definitivo, que contó con la inestimable ayuda de un grande del manga como es Kazuo Koike, guionista de El Lobo Solitario y su Cachorro, y gran amigo de Richardson, que le echó una mano como asesor y consultor de ciertos aspectos de la historia.
Tras perfilar la historia para que fuese publicada finalmente en una miniserie de cinco números, sólo restaba encontrar al dibujante adecuado, y tras probar con dibujantes de diferentes estilos, la elección más obvia recayó en un autor de la casa, ni más ni menos que Stan Sakai, que llevaba publicando durante varios años en la editorial su serie Usagi Yojimbo.
Richardson, inspirado en la leyenda original, nos cuenta la historia de cómo 47 ronin planearon un plan para vengar a su señor Asano, una vez que este fue condenado a morir por seppuku por una falta de deshonor al Shogun, provocado por el funcionario del shogunato Kira, un vil personaje que provocó la muerte de este señor feudal.
Sakai cambia su estilo en esta ocasión para dibujar seres humanos en lugar de animales antropomórficos, y aún así sigue dibujando maravillosamente bien todos los escenarios del japón feudal donde se desarrolla la historia. Además tenemos el plus de poder ver los dibujos de Sakai a todo color, algo que no es muy habitual en Usagi Yojimbo, gracias a la paleta gráfica del colorista Lovern Kindzierski.
Richardson quizá se apoya demasiado en el rigor histórico y en un exhaustivo trabajo de documentación para hacer que su versión sea lo más respetuosa con la historia original, dotandola de un aire casi documental que hace que lamentablemente el drama y la épica apenas hagan acto de presencia en las páginas de la obra, envolviendo el relato en una mirada fría y aséptica, que nos hace desear que su guionista le hubiera dado más importancia al momento final en el cual la venganza es satisfecha, que a todos sus prolegómenos.
En definitiva, este tomo que ha publicado Planeta recientemente es una excelente oportunidad para conocer todos los detalles de esta popular historia japonesa sobre los samuráis leales, además de volver a disfrutar con los maravillosos dibujos del siempre genial Stan Sakai.

47 Ronin
Mike Richardson y Stan Sakai
Rústica. 152 páginas. Color. 12,95 €. Planeta DeAgostini

01 abril 2014

Hellblazer de Peter Milligan 9 y 10 (Peter Milligan y Giuseppe Camuncoli, ECC Ediciones)

 

La cabecera Hellblazer llegaba a su fin en abril del año pasado tras alcanzar la nada despreciable cifra de 300 entregas publicadas durante los veinticinco años que ha durado la serie, por la que han pasado algunos de los escritores con más talento del panorama norteamericano como Jamie Delano, que comenzó la serie allá por 1988, pasando por largas etapas de autores como Garth Ennis, Mike Carey o Brian Azzarello, entre muchos otros que dieron su particular visión del personaje creado por Alan Moore en las páginas de La Cosa del Pantano, hasta llegar a la última etapa escrita por el guionista Peter Milligan que ha sabido dar a la longeva serie un más que digno final en estos dos últimos tomos publicados por ECC Ediciones que recopilan los números 293 a 300 de la edición americana.
Peter Milligan, que revitalizó la serie en su última etapa, nos presenta en estos dos tomos dos arcos argumentales bien diferenciados, pero que aún así tienen algún que otro nexo de unión. En el primero de ellos, titulado La Maldición de los Constantine, veremos como John comienza a colaborar, muy a su pesar, con la policía, e investigando una serie de cruentos y sangrientos asesinatos rituales que tienen algún tipo de relación con magia negra. Siguiendo una serie de pistas relacionadas con su pasado, Constantine viaja junto a su esposa Epiphany a tierras irlandesas donde conocerá a un familiar del que desconocía su existencia.
En el último tomo de la serie, Milligan nos presenta Muerte y Cigarrillos, la última historia de la serie en la que el guionista literalmente mata a John Constantine. Para averiguar como el cínico bastardo abandona este mundo deberéis leer esta emotiva historia en la que el personaje y la serie se despiden de los lectores. Eso sí, avisamos que ni los cigarrillos ni ningún demonio cabreado tienen nada que ver con la marcha de Constantine del mundo de los vivos. Todo el elenco de personajes creados por Milligan tienen su papel protagonista en esta historia, en la que destaca especialmente su esposa Epiphany, un personaje fuerte y bien caracterizado que ha sido sin duda uno de los mejores aciertos por parte del guionista en esta última etapa, y que siempre ha estado a la altura del principal protagonista de la serie.
El dibujante italiano Giuseppe Camuncoli, junto a su entintador Stefano Landini, prosiguen en la línea de los tomos anteriores, con su característico estilo de dibujo sucio y áspero, que se amolda perfectamente al tono de estas historias siniestras y oscuras escritas por Milligan, y que en cuanto a estilo de dibujo está bastante alejado del utilizado por el dibujante italiano en Amazing Spider-man.
Como siempre, ambos tomos incluyen las espectaculares portadas firmadas por el genial ilustrador Simon Bisley.
En veinticinco años de Hellblazer, infinidad de autores han trabajado en una serie que ha sido uno de los pilares fundamentales de la línea Vertigo de DC, incluso mucho antes de que se conociera como tal, que ha servido para contarnos una serie de historias donde un tipo en gabardina con actitud chulesca se enfrentaba a lo desconocido, lo oculto y lo sobrenatural, fumando un cigarrillo y con una eterna sonrisa de cabronazo en la cara.
Hellblazer ha llegado a su fin, pero el personaje, o al menos una versión del mismo, ha continuado con sus aventuras en series como Justice League Dark, y en su propia serie Constantine, ambas de los Nuevos 52.

Hellblazer de Peter Milligan 9 y 10
Peter Milligan y Giuseppe Camuncoli
Rústica. 112 y 96 páginas. Color. 11,50 € y 8,95 €. ECC Ediciones

31 marzo 2014

Jerusalén: Un retrato de familia (Boaz Yakin y Nick Bertozzi, La Cúpula)


Muchos han sido los historietistas que han reflejado en sus obras la realidad del conflicto entre palestinos e israelitas, algunos autores de origen palestino y otros de origen judío, todos ellos dando su particular versión de los hechos y sus reflexiones sobre el mismo. Jerusalén: Un retrato de familia es una más de estas visiones, sólo que en esta ocasión, sus autores el guionista Boaz Yakin, conocido por su carrera cinematográfica como guionista y director de títulos como Fresh o Prince of Persia: Las arenas del tiempo, y el dibujante Nick Bertozzi, conocido por su trabajo en obras como El Salón y Houdini: El rey de las esposas, ambientan esta historia en la Palestina de 1945, donde seremos testigos del devenir de los Halaby, una familia de origen judío que trata de sobrevivir en una ciudad convulsa ocupada por el ejercito británico, y en la que las diferentes culturas y religiones luchaban por establecerse en la complicada sociedad del nuevo estado de Israel que estaba a punto de formarse.
Yakin, apoyándose en los recuerdos de sus propios antepasados, nos presenta una apasionante historia donde se nos muestran de manera desgarradora los conflictos que mantienen los dos hermanos cabezas de familia antagonistas en la historia, que no dejan de ser un reflejo del eterno conflicto que se ha vivido desde hace generaciones entre familiares y vecinos en ese territorio que ha visto de todo en su relativamente corta existencia. Con el fin de mostrarnos hasta que punto puede llegar el ser humano, Yakin no escatima en ningún momento en mostrar al lector varios momentos duros y tensos del relato, que nos presentan a los diferentes miembros de los Halaby sobreviviendo a duras penas durante los convulsos años relatados, que hacen de esta novela gráfica un valioso documento histórico del proceso de transformación que sufrió Palestina hasta convertirse en la actual Jerusalén tal y como la conocemos hoy día.
Por su parte, el dibujante Nick Bertozzi, emplea un estilo sencillo bastante seco y tosco en blanco y negro, que gana en profundidad gracias a los tonos de grises empleados, un estilo que le viene que ni pintado al tono que ambos autores quieren dar a esta historia.
En definitiva, una lectura dura que no dejará indiferente al lector, y que recomendamos especialmente a todo aquel que quiera conocer más detalles sobre el interesante periodo histórico reflejado en Jerusalén: Un retrato de familia.

Jerusalén: Un retrato de familia
Boaz Yakin y Nick Bertozzi
Cartoné. 404 páginas. B/N. 28 €. La Cúpula

30 marzo 2014

Noé Volumen 1 (Darren Aronofsky, Ari Handel y Niko Henrichon, DeBolsillo)


Aprovechando que está a punto de estrenarse en las pantallas españolas Noé, la última película del director Darren Aronofsky, la editorial Penguin Random House publica este mismo mes dentro de su sello DeBolsillo el primer tomo que recopila los dos primeros números de una serie de cuatro álbumes que el director, junto a su colega Ari Handel, han escrito a cuatro manos, encargándose del apartado gráfico el dibujante Niko Henrichon que firma un trabajo realmente espectacular.
Aronofsky llevaba bastante tiempo queriendo contar su propia versión que adaptara los mitos bíblicos del diluvio universal y de la construcción del arca de Noé, de este modo escribió, junto a Handel, el guión de esta serie de álbumes, que más tarde y tras conseguir la financiación este mismo proyecto acabó transformándose en una gran superproducción que cuenta con un reparto de lujo entre los que encontramos a actores de gran nivel como Russell Crowe, Jennifer Connelly, Anthony Hopkins o Emma Watson.
A pesar de haber conseguido su objetivo de llevar su historia al cine, el director de Cisne Negro continuó trabajando en ambos proyectos paralelamente, y por fin la serie de álbumes ha visto la luz en algunos países de Europa y en Estados Unidos recientemente, y ahora lo hace también en España con este primer volumen, al que le seguirá el segundo y último volumen que verá la luz el mes que viene.
La versión de Noé en cómic bien podría enmarcarse dentro del género de fantasía, ya que nos encontramos con el personaje de Noé, un hombre bueno en un mundo despiadado y sin esperanza, que comienza a ser abrumado por una serie de visiones y pesadillas que le advierten del inminente cataclismo en forma de gran diluvio que asolará a la raza humana, y cuya única salvación será la construcción de un gran arca, que les protegerá a él, a su familia, y a todas las especies de animales que puedan reunir dentro de la embarcación.
Como ya he comentado, el autor canadiense Niko Henrichon, al que muchos lectores recordarán por ser el ilustrador de la exitosa Los Leones de Bagdad, es el encargado de dibujar esta historia de corte fantástico con ese estilo tan peculiar a medio camino entre el cómic franco-belga y el cómic americano, que le viene fenomenal al tipo de historia que Aronofsky y Handel nos quieren contar.
La atractiva ambientación apocalíptica, y la aparición de criaturas fantásticas de origen divino, hacen de esta épica historia una excelente lectura para todos aquellos que quieran conocer una nueva versión del mito bíblico del diluvio universal, y es especialmente recomendable para todos aquellos amantes de las historias de género fantástico apocalíptico que, en este caso, nada tiene que envidiar a cualquier serie francobelga o estadounidense de este tipo de género.
La única pega que se le podría achacar a la edición es la reducción de tamaño con respecto al original, que a pesar de contar con un precio bastante ajustado incluyendo dos álbumes, no nos permite apreciar en todo su esplendor, y como se debería, las páginas ilustradas por Henrichon.

Noé Volumen 1
Darren Aronofsky, Ari Handel y Niko Henrichon
Rústica. 144 páginas. Color. 11,95 €. DeBolsillo