03 diciembre 2011

Aquaman: La muerte de un príncipe


Aquaman: La muerte de un príncipe
David Micheline, Gerry Conway, Martin Pasko, Paul Kupperberg, Paul Levitz, Steve Keates, Carl Potts, Jim Aparo, Juan Ortiz, Mike Grell y Vince Colletta
Cartoné. 336 páginas. Color. 25 €. Planeta DeAgostini

El personaje de Aquaman ha sido siempre uno de esos personajes secundarios del Universo DC que prácticamente todo el mundo conoce pero del que el aficionado apenas puede recordar alguna etapa memorable desde que el guionista Mort Weisinger y el dibujante Paul Norris lo crearan en 1941.
El aficionado curtido en lecturas DC quizá pueda nombrar como una de sus etapas más memorables la escrita por el guionista Peter David durante los noventa. No obstante, si preguntaras a los fans más acérrimos por otra etapa importante del personaje sin duda te nombrarían la etapa que Planeta acaba de publicar en este tomo titulado La muerte de un príncipe que ya desde su portada anuncia con un nada disimulado spoiler lo que ocurrirá en su interior.
Las historias que contiene el tomo comprenden varios seriales del personaje publicados durante los últimos años de los años setenta en las cabeceras Adventure Comics y Aquaman.
Con un ya de por si limitado background submarino, las historias que abren el tomo nos presentan a un Aquaman cuyas aventuras le llevan a enfrentarse a unos malvados ladrones de langostinos capitaneados por Manta Negra, uno de los enemigos recurrentes del personaje y a diversas criaturas marinas en unas historias perfectamente olvidables a cargo del guionista Steve Keates y del dibujante Mike Grell con un dibujo extremadamente primerizo.
Con este decepcionante arranque lo mejor del tomo está por llegar y en el número 441 de Adventure Comics se hacen cargo del personaje el gran dibujante Jim Aparo y los guionistas Paul Levitz, David Micheline y Gerry Conway, que tampoco es que tampoco aporten nada nuevo a las aventuras subacuáticas del Rey del Mar, pero al menos van más allá de la aventura autoconclusiva del mes y van introduciendo timidamente algunas tramas secundarias y aventuras que duran varios números, sin embargo apenas se profundiza en unos personajes y en unas situaciones que podrían dar mucho más de sí, quizás debido a las pocas páginas de las que disponían en cada número del cómic -recordemos que Adventure Comics era una cabecera compartida por varios personajes- para desarrollar las aventuras.
Sin ninguna duda lo mejor de estas historias son las páginas firmadas por Jim Aparo, que con una planificación de página sobria y sencilla y unos dibujos estilizados y elegantes, consigue que unas historias que son bastante simples e inocentes para la época en la que fueron escritas se hagan más llevaderas para un lector del siglo XXI.
Completan el tomo un par de historias protagonizadas por Aqualad y Mera, los otros miembros de la Aquafamilia, y una serie de historias firmadas por Don Newton, otro bestia parda del dibujo y al igual que Aparo quizás injustamente infravalorado durante sus años como profesional, que lamentablemente en esta ocasión sus dibujos has sido destrozados por los distintos entintadores que le tocaron en suerte.
En definitiva, te gustará este tomo si te gusta Jim Aparo, que en estas historias está enorme, si eres un nostálgico y te gusta la inocencia de la época en la que se crearon estas historias y por supuesto te gustará si eres un fan declarado de Aquaman, el rey de los siete mares.