15 febrero 2012

Cenicienta: Las fábulas son para siempre



Cenicienta: Las Fábulas son para siempre
Chris Roberson y Shawn McManus
Rústica. 136 páginas. Color. 12,95 €. ECC Ediciones

Gracias al éxito obtenido por la serie Fábulas han ido apareciendo varios títulos protagonizados por algunos de los personajes de la serie creada por Bill Willingham, como por ejemplo Jack o en este caso Cenicienta, que con este segundo tomo que acaba de publicar ECC nos presenta la segunda de las miniseries protagonizada por el famoso personaje de los cuentos infantiles.
En esta segunda miniserie, titulada Las Fábulas son para siempre, cuyo título al igual que el de la primera miniserie, Desde Villafábula con amor, hace referencia a las famosas películas de James Bond y como no podía ser menos, se ha contado con el mismo equipo creativo, Chris Roberson como guionista y Shawn McManus como dibujante.
Al igual que en la primera miniserie en Las Fábulas son para siempre los autores siguen haciendo guiños a las películas de espias y agentes secretos siendo Cenicienta la superespía por antonomasía dentro del mundo de las Fábulas. No obstante en esta aventura se las tendrá que ver con una de sus enemigas más acérrimas, Zapatos de plata, otra famosa fábula (de la que no desvelaré el nombre para no destriparos nada), con la que ha tenido varios enfrentamientos a través de las décadas y en la que en esta aventura podremos ver enfrentamiento final quien es la más mortal e implacable de las dos superespías.
Chris Roberson que en Estados Unidos está cosechando un gran éxito con la serie I, Zombie (serie que espero pronto podamos leer por estos lares), firma en esta aventura a base de flash-backs una entretenida historia de espías que juega con todos los tópicos vistos una y mil veces en las películas de espías, y que sin embargo cuenta con un giro final que debo reconocer que a mí me sorprendió bastante por lo chocante y atrevido de la situación.
Por su parte el dibujante Shawn McManus, al que el lector más veterano recordará por su trabajo en Sandman, realiza un trabajo de lo más correcto gracias a su estilo semicaricaturesco que se adapta como un guante al tono de las historias protagonizada por los personajes que habitan el mundo de las fábulas, y en la que no solo se mueven seres humanos sino también todo tipo de criaturas fantásticas.
En definitiva esta nueva aventura de Cenicienta es un tebeo correcto, en un principio dirigido a los seguidores de la serie Fábulas pero que tampoco desagradará a cualquier lector curioso que se acerque al mundo de Villafábula por vez primera.