21 agosto 2012

El Gran Muerto 1

El Gran Muerto 1
Régis Loisel, Djian y Vincent Mallié
Cartoné. 184 páginas. Color. 20 €. Planeta DeAgostini


Quizá el título y la portada de este tomo podría llevarnos a pensar que en su interior el lector encontrará una historia de terror, pero nada más lejos de la realidad, este primer tomo de El Gran Muerto nos presenta una historieta de fantasía "a la francesa", con algunos toques de costumbrismo, en la más vieja tradición de tebeo francobelga de entretenimiento.
Los autores Regis Loisel, JB Djian, que escriben la historia, y Vincent Mallié, que se encarga de los dibujos, nos cuentan la historia de la joven Pauline, que decide viajar a un pequeño pueblo lejos de la ciudad y allí estudiar y prepararse los exámenes finales de su carrera universitaria.
Una vez allí, Pauline conocerá al joven Erwan y el anciano Maestro Cristo, que le descubrirán como tranportarse a otro mundo al que Pauline y Erwan viajarán y donde conocerán a unos extraños seres que les harán participes de un arcano ritual cuyas consecuencias desconocen.
Una vez concluido el ritual, primero Pauline y algún tiempo más tarde Erwan, regresan a nuestro mundo donde descubrirán que los días que han pasado en el mundo de fantasía, en nuestro mundo se han convertido en años.
Y es en este momento cuando, en mi opinión, comienza la parte realmente interesante de la historia, ya que a través del personaje de Erwan, el lector irá descubriendo en su búsqueda de Pauline, que acontecimientos han ocurrido en nuestro mundo durante los años que ambos pasaron fuera y que es lo que ocurrió exactamente con Pauline y cual es el oscuro secreto que esconde tras su regreso al mundo real.
La historia, como señalaba más arriba, se mueve entre el costumbrismo y las relaciones entre personajes y los mundos de fantasía que tan bien conoce Regis Loisel, que en esta ocasión y con la ayuda de Djian, nos presentan una aventura de lo más entretenida, que se lee con gran interés, y que deja con muchas ganas de saber más cosas de unos personajes muy bien desarrollados y de los que es fácil encariñarse.
Mención especial merece la labor del dibujante Vincent Mallié y del colorista François Lapierre, ya que ambos realizan un trabajo excepcional. Maillé con un estilo que nos recuerda poderosamente al del maestro Loisel, y Lapierre con una paleta cromática ideal para el mundo de fantasía que aparece en la historia que se nos narra.
Este tomo, publicado por Planeta en una edición bastante cuidada, recopila los tres primeros álbumes de la serie original y que hasta el próximo mes de octubre no saldrá a la venta en Francia el cuarto álbum, por lo que nos tocará esperar a que se publique el resto de los álbumes para poder ver publicado el segundo tomo de la edición española.
En definitiva, este primer tomo de El Gran Muerto, es una lectura de lo más recomendable para aquellos lectores amantes de la literatura fantástica y para aquellos lectores que busquen una lectura original y entretenida en sus librerías.