28 mayo 2013

Radiografías de una explosión, novedad de Modernito Books

La nueva editorial Modernito Books nos hace llegar la siguiente nota de prensa:


RADIOGRAFÍAS DE UNA EXPLOSIÓN. Doce aproximaciones concéntricas a Watchmen
Jorge Carrión, Javier Calvo, Gerardo Vilches, Javier Fernández, Manuel Barrero, Óscar García, Antonio Sánchez, Juan J. Vargas-Iglesias, Elisa McCausland, Erea Fernández Folgueiras, José Manuel Trabado, Fernando Ángel Moreno.
Ilustraciones y cubierta: Judit Canela Grau
Ed. Modernito Books
ISBN 9788493950262
304 páginas, rústica con solapas, 14 x 21 cm PVP 16,50 euros
En librerías a partir del 31 de Mayo
www.modernitobooks.com
www.facebook.com/modernitobooks
@modernitobooks

¿Está ya todo dicho sobre Watchmen? A quienes lo crean así y disfruten dejándose sorprender les recomendamos la lectura de esta colección de ensayos. A aquellos que piensen lo contrario y les reconforte ver sus opiniones reafirmadas les recomendamos la lectura de esta colección de ensayos. A los que no se sientan identificados con ninguno de los supuestos anteriores les recomendamos la lectura de esta colección de ensayos.

A todos los lectores (consumados o potenciales) de Watchmen les recomendamos acercarse a este libro
cuya intención es la de actuar como amplificador. Establecer una conexión con el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons que cerrando un bucle con él potencie la realimentación entre ambas obras. Enriquecer su lectura y sus relecturas aportando nuevas visiones, obtenidas al observarla desde lugares poco frecuentados, que permitan expandir el fenómeno Watchmen todavía un poco más. Probar hasta qué punto puede llegar a dar de sí o si puede resultar infinitamente elástica en su capacidad de aceptar nuevas interpretaciones. Someter su inmortalidad a un Beta test absolutamente innecesario pero tremendamente productivo.

Los doce ensayos que componen este libro se aproximan a Watchmen desde las teorías del caos y la conspiración, el psicoanálisis lacaniano, la teoría cultural del simulacro, su consideración como novelagráfica o la perspectiva de género entre otros enfoques, distinguiéndose en cada uno de ellos una mirada propia y una voz distinta que juntas edifican un laberinto de espejos en cuyo centro situar la obra  de Moore y Gibbons.

Algunas citas de Radiografías de una explosión:

Doce ensayos, doce muestras de admiración hacia una de las obras clave de la historia reciente del cómic. Un laberinto de espejos dedicado a otro laberinto de espejos. Situándolos frente a frente, quién
sabe, quizá podrían abrir un pasadizo infinito. Leedlos y leed Watchmen. Leed Watchmen y leedlos. Leedlos y releed Watchmen… / Óscar García, Introducción

Si Borges crea una biblioteca virtualmente infinita; si Godard trabaja en una red de citas y desvíos entre
la literatura y el cine; si Morrison disecciona el papelverso a través de la psicodelia, Moore crea una suerte de Wikipedia que, me atrevería a decir, es aún más compleja que la de esos otros artistas. Es difícil encontrar autores tan complejos como Moore. ¿Joyce? ¿Karl Kraus? ¿Ramon Llull? / Jorge Carrión

La definición de Daryl Coats nos da la mejor muestra de hasta qué punto la crítica e incluso los ámbitos académicos estaban perdidos frente al fenómeno: «Es una novela contada con la ayuda de imágenes». Cualquier cosa antes de reconocer, sencillamente, que era un cómic, porque «no podía» serlo, porque, para esos críticos o expertos en literatura, el cómic era, en 1986, un medio infantil sin valor artístico, y ese axioma no se puso en tela de juicio ni siquiera ante la lectura de Watchmen. El trabajo de Moore era excepcional a pesar de ser un tebeo, pero el de Gibbons y Higgins no importaba porque sus dibujos eran la parte de la obra que recordaba esa incómoda adscripción a la historieta que los reseñistas tuvieron que obviar. Para ellos, no era exactamente un cómic porque no se parecía a su idea de los cómics, y su densidad y complejidad les resultaba «literaria». / Gerardo Vilches

Max Weber, considerado, junto con Durkheim, uno de los fundadores de la sociología contemporánea, decía que el Estado es aquella organización institucional que posee «el monopolio de la coacción física legítima». El adjetivo «legítima» hace referencia implícitamente a la división de poderes. Cuando la división no es clara y parece atender a los intereses de un poder o sugiere que uno elige en el ámbito de otro, la coacción se vuelve ilegítima. La política puede acabar así consistiendo en ocultar al pueblo las violaciones que ella misma comete. Ejemplo de este tipo de actuación sería que un gobierno tolere a la policía ocultar sus placas de identificación en actos multitudinarios, impidiendo así señalar culpables entre ellos si violan la ley. Lo que la gente denuncia cuando pone en tela de juicio la ocultación de la identidad de un policía es la malversación de esa definición hecha por Max Weber de «coacción legítima». En el fondo, lo que hace el Estado al enmascarar la identidad policial es convertir al policía en justiciero enmascarado./ Antonio Sánchez

si el cielo no era cosa de dios ni el infierno del diablo, entonces watchmen no es una historia de superhéroes. el superhéroe no importa y sí el hombre común, alan moore vio esto con claridad. los vigilantes no son un modelo para el hombre, sino más bien la consecuencia de un hombre devastado. / Erea Fernández Folgueiras

Watchmen es un cómic que habla de la imposibilidad del amor en los tiempos del capital –pues amar
implica el proyecto de destruir esta sociedad–. Pensemos en el capitalismo como en una promesa; el deseo enfocado en encontrar algo parecido al paraíso. Una imagen que vaya más allá de un sistema que todo lo pervierte. Adrian Veidt/Ozymandias lo sabe: el poder está en la fascinación, en la promesa de un futuro más brillante y en el recuerdo de un pasado luminoso que te hace apartar la mirada del presente. / Elisa McCausland


Los autores estarán firmando en la Feria del Libro de Madrid, el día 8 de Junio a las 19.00 en la caseta de Panta Rhei y el día 13 de Junio a las 19.30 en la caseta de Generación X.