08 julio 2008

HELLBOY

Como ya hiciera en anteriores ocasiones aprovechando los estrenos de las adaptaciones cinematográficas de Hulk, Iron Man, Spiderman o Los 4 Fantásticos, Mondadori vuelve a publicar cómics dentro de su colección Best Seller de su sello DeBolsillo. En esta ocasión, Mondadori en colaboración con Norma Editorial publica un nuevo tomo con Hellboy como protagonista adelantándose al inminente estreno del film Hellboy: El Ejercito Dorado que se estrenará en las salas de cine de toda España el día 29 de Agosto.
Este tomo de Hellboy recopila Semilla de Destrucción y Despierta al Demonio, las dos primeras aventuras del demoniaco investigador paranormal creado en los años noventa por el dibujante Mike Mignola.
En la primera de las historias, Semilla de Destrucción, se nos narra el origen de Hellboy, conoceremos a Abe Sapien y a Liz Sherman sus compañeros en la AIDP (Agencia de Investigación y Defensa de lo Paranormal) y se nos presenta a Rasputin, que se convertirá en su archienemigo en las sucesivas historias del personaje, y también a varios nazis que serán enemigos recurrentes en próximas historias. Y es que si hay ingredientes que no pueden faltar en una buena historia de Hellboy estos son: los nazis, los castillos y casas encantadas, las peleas con monstruos gigantescos con tentáculos y ver a Hellboy cayendo al vacío rodeado de un fondo negro.
Como dato curioso, en Semilla de Destrucción nos encontramos al dibujante John Byrne como dialoguista en los créditos de esta primera historia del personaje, que en esta ocasión echaba una mano en los diálogos a un Mignola que firmaba su primera historia como guionista. Un Byrne que, hay que reconocerlo, no firma aquí uno de sus mejores trabajos como dialoguista, abusando en exceso de los cuadros de texto y de las voces en primera persona, lo que hace que la acción se ralentice en determinados pasajes de la historia.
Ya en Despierta al Demonio, la segunda de las historias que encontramos en el libro, Mignola esta vez en solitario, firma como autor completo una historia de vampiros inspirada libremente en el Drácula de Bram Stoker, y en la que además de vampiros, Mignola quiere introducir demasiados elementos y referencias de cuentos y leyendas, resultando una historia bastante farragosa y enmarañada en la que aparecen demasiados personajes y situaciones, y en la que tras acabar su lectura el lector tiene la sensación de que el autor ha querido contar demasiadas cosas de una sola vez, lo que hace que al final la historia acabe resintiéndose.
Si bien Mignola es un guionista que tiene que seguir escribiendo y puliendo sus historias, no se puede negar que es un narrador excepcional y un monstruo del dibujo y sobre todo de la ambientación, ya que con sus sencillos dibujos y sus ya famosas masas de negro consigue crear una atmósfera perfecta para el tipo de historias que protagoniza Hellboy. Además Mignola es un dibujante que va mejorando y evolucionando página a página como podrán observar los lectores que se acerquen a este libro, y es que aunque solo sea por admirar las planchas del dibujante californiano ya merecería comprar este cómic, pero es que si además os gustan las historias de terror, monstruos y misterio, no lo dudéis, éste será sin duda vuestro libro.
En cuanto a la edición por parte de Mondadori hay que señalar que, pese a la reducción de las páginas, los dibujos de Mignola no se resienten demasiado, ya que las viñetas que suele dibujar son de un tamaño bastante grande y en cuanto a la reducción de los textos, a excepción de algunos pasajes de ambas historias los personajes apenas hablan, lo que permite leer el texto sin ninguna dificultad.

Hellboy.
Mike Mignola.
Random House Mondadori - DeBolsillo.
224 págs. - Color - 14,95 €. Rústica. Número único. Julio 2008.