06 mayo 2012

Lucha en do mayor


Lucha en do mayor
Céka y Borris
Cartoné. 104 páginas. Color. 14,95 €. Planeta DeAgostini


Dentro de su línea dedicada al cómic europeo Planeta continúa presentando al lector español nuevos tíutlos de los amplísimos catálogos de las diversas editoriales francobelgas, como por ejemplo este Lucha en do mayor, originalmente publicado en Francia en 2010 por la editorial Casterman.
Lucha en do mayor narra la historia de una operación que Stalin puso en marcha durante el largo asedio por parte del ejercito alemán a la ciudad de Leningrado (la actual San Petersburgo), cuyo objetivo era el de organizar un concierto el 9 de agosto de 1942 (fecha en la que supuestamente Hitler invadiría Leningrado) con la partitura de la Séptima Sinfonía del compositor Dimitri Chostakovitch, con el objetivo de subir la moral y el patriotismo de los habitantes de la ciudad.
Además de los arduos preparativos para dicho concierto, en Lucha den do mayor se nos narra la vida de algunos miembros de la orquesta y sobre todo como los habitantes de Leningrado intentaban sobrevivir durante el largo asedio de las tropas alemanas donde muchos rusos murieron y en el que algunos se vieron sometidos a atrocidades inimaginables con el único fin de sobrevivir y poder llegar al día siguiente.
El guionista Céka (Erick Lasnel) se ha inspirado en todo lo que rodeó al concierto para crear esta historia, que es un perfecto ejemplo de lo que es un buen cómic histórico, en el que el guionista presenta al lector una serie de hechos que quizás éste desconozca sin adornos ni florituras y sin necesidad de añadir elementos de ficción a la historia.
Por su parte, el dibujante Borris (Boris Joy-Erard) diseña a sus personajes como animales antropomórficos, por lo que las comparaciones con el Maus de Art Spiegelman son inevitables, pero como ya ocurría con la obra de Spiegelman, al rato de llevar varias páginas leídas uno se olvida que son animales que hablan y el lector se ve metido de lleno en la historia, ya que los personajes dibujados por Borris son bastante expresivos y consigue reflejar bastante bien todas sus emociones.
En definitiva, nos encontramos ante un tebeo que se deja leer con agrado y que nos descubre una anécdota apenas conocida que tuvo lugar durante un hecho histórico terrible en el que sus personajes dieron una lección al mundo resistiendo en sus horas más bajas y dando un mensaje de esperanza a todos los que vinieron después.