04 noviembre 2012

Northlanders: La trilogía islandesa


Northlanders: La trilogía islandesa

Brian Wood, Paul Azaceta, Declan Shalvey y Danijel Zezelj
Rústica. 200 páginas. Color. 18,50 €. ECC Ediciones


Con La trilogía islandesa, tomo que recopila los números 42 al 50 de la serie americana, ECC Ediciones concluye la publicación de la interesante serie Northlanders, donde el guionista Brian Wood se ha alzado relatando a los lectores varias historias relacionadas con la mitología nórdica.
Este último tomo de la serie se centra en Islandia y a través de once generaciones del clan Hauksson, una de las primeras familias de origen vikingo en colonizar la isla, Wood, acompañado de tres grandes dibujantes, nos relatará el auge y caída de los Hauksson y por añadidura la historia de Islandia, a la que están ligados los Hauksson.
El primero de los tres arcos argumentales está ilustrado por Paul Azaceta y está centrado en la primera generación de los Hauksson, y concretamente en el joven Ulf, el primogenito de Val Hauker, que aprenderá a las malas la dureza de la vida en los parajes inhóspitos de Islandia, que endurecerán su carácter convirtiéndole en el lider del clan comenzando una lucha que durará varios años contra los Belgarsson, uno de los clanes vecinos de la isla.
Para servidor, la sorpresa del tomo ha sido el descubrimiento del irlandés Declan Shalvey, gran dibujante al que espero seguir la pista en futuros trabajos, y que ilustra de manera magistral el segundo de los arcos argumentales de esta trilogía islandesa. En él, la historia pega un salto de varias generaciones y nos presenta como líderes del clan a los gemelos Mar y Brida, siendo ésta última la auténtica protagonista de la historia, liderando ésta a su clan en la eterna lucha contra el clan rival Belgarsson y resistiéndose a la inevitable conversión al cristianismo con el fin de evitar acabar con la tradición del clan Hauksson.
El tercer y último arco argumental, y con el que también concluía la serie, está ilustrado por el dibujante Danijel Zezelj, un dibujante con un estilo bastante particular, que viene como anillo al dedo para ilustrar el tono fatalista y crepuscular de la historia final del clan Hauksson, y donde se nos presenta a Oskar, hijo de Godar, que en tiempos de paz y desobedeciendo las ordenes de su padre inicia una lucha contra los demás clanes de la isla que llevarán a un fatal destino a los Hauksson y a sus seguidores.
Así, con la trilogía islandesa, Wood concluye de manera notable una interesante propuesta dentro del anquilosado panorama estadounidense plagado de títulos de superhéroes, que ha conseguido el logro de llegar a las cincuenta entregas, algo bastante complicado en un mercado tan competitivo. De este modo Wood, de manera valiente y arriesgada, se propuso contar a los lectores a través de comic-books por entregas una parte bastante desconocida de la historia europea, algo que quizá hubiera contado con el apoyo masivo de los lectores de la BD, por poner un ejemplo, pero que en los Estados Unidos probablemente no haya sabido llegar al suficiente público para que las historias de Wood continuaran con muchas más entregas.
En definitiva, recomiendo esta apasionante historia de Northlanders a todos aquellos lectores que disfruten con series como Juego de Tronos, con los textos históricos dedicados a la mitología nordica que no escamoteen con las escenas de sangrientas batallas y, por supuesto, a aquellos a los que les gusten las clásicas películas de vikingos.
Y antes de acabar, me gustaría reseñar también las impresionantes portadas ilustradas por el italiano Massimo Carnevale, que en mi opinión son una auténtica delicia.