04 noviembre 2012

Yo, Vampiro: Amor impuro


Yo, Vampiro: Amor impuro

Joshua Hale Fialkov y Andrea Sorrentino
Rústica. 144 páginas. Color. 13,95 €. ECC Ediciones


Andrew Bennett fue un personaje creado por el guionista J. M. DeMatteis y el dibujante Tom Sutton, protagonista del serial I... Vampire que se publicó entre 1981 y 1983 dentro de la cabecera House of Mystery a partir del número 290 y durante veinticuatro entregas a cargo de varios autores, y que en España los lectores más veteranos recordarán que llegó a publicarse en blanco y negro dentro de la revista Dossier Negro.
Bennett es un personaje que no llegó a ser muy conocido y que paulatinamente iría cayendo en el olvido hasta que en DC han aprovechado la publicación de Los Nuevos 52, y en su busca de nuevas temáticas alejadas de los superhéroes, han decidido darle una nueva oportunidad al personaje respetando más o menos la historia original pero dándole un nuevo enfoque más adulto y realista.
De esta manera los vampiros vuelven al Universo DC, donde además de compartir aventuras con los personajes "sobrenaturales" de la editorial como John Constantine, también lo harán con los clásicos como Batman, que hace una aparición especial en este primer tomo que recopila los seis primeros números de la serie original.
La historia, como ya he mencionado anteriormente, retoma la original creada por DeMatteis y Joshua Hale Fialkov, su nuevo guionista nos presenta de nuevo a Andrew Bennett, un vampiro del lado del bien que se verá obligado a dar caza a Mary, su antigua amante, que se ha convertido en una vampira del lado del mal, cuyo único objetivo es arrasar con la humanidad y reclamar el mundo para los vampiros.
En su lucha, Bennett se rodeará de varios aliados que le acompañarán en su lucha contra su gran enemiga, como son el profesor John Troughton y la joven Tig.
El prácticamente desconocido guionista, Joshua Hale Fialkov, ha sabido respetar la historia original, actualizándola para los lectores de historias tan populares como Crepúsculo y aportando nuevas ideas y conceptos al mito del vampiro, tomándose su tiempo para ello, construyendo la historia de forma pausada y presentando flashbacks donde va profundizando en la relación anterior de Andrew y Mary.
Por su parte, el dibujante italiano Andrea Sorrentino posee un estilo realista y oscuro, apoyado en las referencias fotográficas, y que para las escenas de lucha que abundan en el guión de Hale Fialkov quizá sea algo estático. Con su estilo fuertemente influenciado por el dibujante Jae Lee, al que mimetiza a la perfección, esperemos que su estilo vaya evolucionado en algo más personal en próximas entregas en cuanto Sorrentino se vaya asentando en la serie.
En definitiva, este primer tomo sirve de presentación de los personajes principales de la serie y es bastante recomendable para los seguidores de las historias de vampiros, sirviendo además como aperitivo de El Alzamiento de los Vampiros, crossover que la serie tiene con la Liga de la Justicia Oscura, y cuya historia continúa en el segundo tomo de esta última.