02 enero 2013

Catwoman: Si vas a Roma


Catwoman: Si vas a Roma
Jeph Loeb y Tim Sale
Cartoné. 160 páginas. Color. 16,50 €. ECC Ediciones


El guionista Jeph Loeb y el dibujante Tim Sale se han convertido por derecho propio en una de esas parejas creativas cuyas colaboraciones se cuentan por éxitos de crítica y de público, como así lo atestiguan sus numerosas colaboraciones a lo largo de los años, siendo sin duda las más recordadas por los aficionados aquellas que han tenido a Batman como protagonista como por ejemplo El Largo Halloween o Victoria Oscura, de las que os hablaré en próximas entradas de este blog.
Planteada como una especie de spin-off de las obras antes mencionadas y situada cronológicamente entre ambas, Catwoman: Si vas a Roma nos presenta la última colaboración, de momento, entre ambos autores y cuenta a la siempre sensual Selina Kyle como protagonista de la historia.
Como reza el título, la famosa más ladrona de Gotham se traslada a Roma donde, con la ayuda de Edward Nigma, alias el Enigma, tratará de encontrar pistas sobre su misterioso árbol genealógico que le desvelará más de una sorpresa a nuestra protagonista.
Como ya he comentado en varias ocasiones, Jeph Loeb nunca ha sido un guionista que fuera santo de mi devoción, pero he de confesar que las historias en las que colabora con Tim Sale suelen sacar lo mejor de ambos autores, siendo casi siempre Loeb el que suele salir mejor parado a la hora de valorar sus obras conjuntas, ayudado en parte por las apabullante plasmación gráfica de los guiones por parte de Tim Sale y su enorme talento como dibujante.
Como siempre, Loeb suele abusar de sus tics y trucos más conocidos a la hora de articular la historia, pero tiene varios puntos a su favor como son el tono de novela barata de género negro que imprime a los diálogos y a los bocadillos de pensamiento, y la caracterización de la personalidad de Selina Kyle creando para esta ocasión un personaje al más puro estilo de detective a lo Sam Spade, de lo más atractivo para el lector. Para aliviar la tensión, Loeb añade algunas situaciones humorísticas protagonizadas por el personaje de Enigma que dejarán al lector con la boca abierta, sobre todo en la viñeta en la que vemos a este personaje ataviado con el ceñido traje de Catwoman.
Y si atractiva es la personalidad que le confiere Loeb a Selina, no podemos sino resaltar la sensualidad y el glamour con el que Tim Sale plasma al personaje en todo tipo de situaciones de lo más variopintas en su estancia en la Ciudad Eterna, usando además varios estilos totalmente distintos, y donde el dibujante demuestra su gran labor de documentación ilustrando las más conocidas localizaciones de Roma, desde el Vaticano al Coliseo, por poner unos ejemplos, y donde incluso se permite un pequeño guiño-homenaje a la película Vacaciones en Roma de William Wyler, con varias viñetas de Selina paseando en Vespa por las calles romanas al igual que en su día hiciera Audrey Hepburn.
Mención aparte merecen las espectaculares portadas de los seis números dibujadas por Sale inspiradas por el ilustrador René Gruau y la estupenda labor de entintado a base de aguadas que le dan a la
obra un acabado muy especial, lleno de volumenes y texturas, realzadas por el magnífico coloreado digital de Dave Stewart.
En definitiva, este Catwoman: Si vas a Roma es una obra recomendable, con un tono más ligero que las dos obras antes mencionadas de lo que podríamos denominar la trilogía del Caballero Oscuro de Loeb y Sale en la que la Familia Falcone se gana un lugar de honor dentro del rico y variado universo de Batman.