02 septiembre 2014

Cuidado con Creeper (Jason Hall y Cliff Chiang, ECC Ediciones)


En su día sorprendió bastante que Vertigo, el sello "adulto" de DC Comics, publicara una nueva versión de The Creeper, el personaje creado por Steve Ditko, ya que éste había pertenecido desde su creación al Universo DC. Cierto es que otros personajes como Animal Man, John Constantine o La Cosa del Pantano, también formaban parte del Universo DC y no tuvieron problemas en su trasvase al sello Vertigo. Sin duda, lo más novedoso de esta enésima revisión de The Creeper a cargo del guionista Jason Hall (Pistolwhip, Batman Adventures), era que el personaje no se trataba de un superhéroe al uso, y que la historia se desarrollaba en 1925, en ese París idealizado donde un gran número de artistas surrealistas, entre los que se encontraban fotógrafos, escritores y pintores, se reunían a menudo para darse a conocer, celebrar fiestas y, en definitiva, disfrutar de una ciudad que poco a poco iba recuperándose del horror de la Primera Guerra Mundial.
En ese marco histórico, el guión firmado por Hall nos presenta a dos jóvenes gemelas, Judith y Madeline Benoir. Dos hermanas de personalidades totalmente opuestas, mientras que Madeline es recatada y formal, la alegre y alocada Judith sueña con convertirse en una gran artista. Sus vidas cambiarán cuando Judith es violada y agredida por Mathieu Arbogast, el hijo de una de las familias más ricas y poderosas de París cuyo objetivo es acabar con la bohemia surrealista parisina.
Tras estos hechos aparece en París un misterioso encapuchado conocido como Creeper, sumiendo a la ciudad en un extraño caos surrealista en el que la principal perjudicada será la familia Arbogast.
Cuidado con Creeper, aún no teniendo poco o nada que ver con el personaje de Ditko, es un tebeo con el que he de confesar que he disfrutado mucho, gracias sobre todo a la atmósfera de relato pulp y de misterio que impregna la historia, a cierto regusto a serie de la BBC, y sobre todo al retrato que sus autores hacen del París de 1925, donde prácticamente todos los artistas que deambularon por las calles de París en aquella época aparece retratado en el interior de este cómic.
Pero este tebeo no sería lo que es, sin el maravilloso trabajo artístico desplegado por los enormes Cliff Chiang (Wonder Woman) y Dave Stewart. Chiang, en uno de sus primeros trabajos de envergadura para DC Comics, despliega todo su arte, con ese estilo de línea clara tan característico, en unas páginas en las que podemos ver todo tipo de detalles, y donde queda patente que ha habido un gran trabajo de documentación con el fin de recrear al detalle el París de los años veinte. Por su parte el acertado coloreado aplicado por Stewart, uno de los coloristas más grandes del panorama mainstream, complementa a la perfección los dibujos de Chiang, dando lugar a una obra irresistiblemente atractiva a la vista.
Recomendable para aquellos que busquen una lectura diferente alejada de los superhéroes, o para fans del talentoso Cliff Chiang.

Cuidado con Creeper
Jason Hall y Cliff Chiang
Rústica. 128 páginas. Color. 12,50 €. ECC Ediciones