01 octubre 2008

PEQUEÑAS COSAS. UNAS MEMORIAS FRAGMENTADAS

Tras la publicación de Torpe, Inverosímil y Cualquier sencilla intimidad, la denominada trilogía de las novias, Ediciones La Cúpula prosigue con la publicación de las obras de Jeffrey Brown que aún permanecen inéditas en castellano.
Tras mostrar en sus anteriores obras sus complicadas relaciones con algunas de sus ex-novias, ahora llega a nuestras librerías Pequeñas cosas. Unas memorias fragmentadas, recopilación de historias autobiográficas breves en las que Brown en un tomo más ligero trata temas como las relaciones amorosas, la amistad, la enfermedad o la muerte y a modo de diario ilustrado nos cuenta pequeñas anécdotas e historias en su vida cotidiana como por ejemplo un viaje al bosque a visitar a un amigo, accidentes de coches, su operación de la vesícula biliar y su visita a Paris tras viajar al Festival de Angoulême o historias tan intrascendentes como pueden ser la compra de un CD o sus visitas a la cafetería donde suele ir a dibujar sus cómics o su trabajo en una librería.
Las diferentes y variadas historias que componen el libro se nos presentan sin ningún orden cronológico, sin apenas conexión entre sí y con una extensión variable y así podemos leer historias más largas como por ejemplo Añorando las montañas o algunas más cortas como Hallado en su casa, que narra un episodio de la niñez del autor, o Pequeñas cosas, con un divertido arranque titulado Como conocer a una chica, que son mis dos historias preferidas del libro.
Apadrinado por Chris Ware, uno de los popes del cómic alternativo estadounidense, y cultivando en la mayoría de sus obras el género autobiográfico o slice of life, Jeffrey Brown ha logrado convertirse en uno de los baluartes de una nueva generación de historietistas independientes que, con bastante éxito, han conseguido tomar el relevo de una generación de autores alternativos de la talla de Daniel Clowes, Chester Brown o Joe Matt, por citar sólo unos pocos nombres.
Con un estilo gráfico que puede echar para atrás a más de un lector, y que personalmente no me disgusta en absoluto, Brown se muestra en estas páginas como un dibujante "apañado", con un estilo algo feote, quizás más preocupado por narrar correctamente una historia haciéndola inteligible e interesante para el lector antes de preocuparse por un bonito acabado, y es que como podemos ver en algunas de las historietas de este libro, Brown dibuja en unas pequeñas libretas en lugares como cafeterías o aeropuertos alejándose de la imagen que tenemos del dibujante encorvado sobre su tablero de dibujo.
En definitiva, Pequeñas cosas. Unas memorias fragmentadas es un tebeo que recomendaría a los seguidores de los anteriores trabajos de Brown, a aquellos que les guste el género autobiográfico y a aquellos lectores que quieran probar una lectura más cercana al costumbrismo que a la ficción.
Como ya es habitual en sus publicaciones en esta ocasión la edición de La Cúpula es muy buena, siendo hoy por hoy una de las pocas editoriales españolas que siguen intentando reproducir fielmente las tipografías originales de los autores extranjeros que publican.

Pequeñas cosas. Unas memorias fragmentadas.
Jeffrey Brown.
Ediciones La Cúpula.
356 págs. - B/N- 15 €. Rústica con solapas. Número único. Agosto 2008.

2 comentarios:

Cleo dijo...

Acabo de comprarlo hoy en inglés, ya me leí los anteriores, así que no creo que este me defraude, estoy deseando leerlo. Me gusta la sencillez con la que trata los temas y su estilo de dibujo.

Javi dijo...

Gracias por la visita Cleo. Como digo en la reseña, este libro no tiene mucho que ver con los anteriores, más que nada porque se aparta de contarnos sus relaciones con sus novias y trata otros temás algo más mundanos.
De todas formas espero que te guste.