31 marzo 2014

Jerusalén: Un retrato de familia (Boaz Yakin y Nick Bertozzi, La Cúpula)


Muchos han sido los historietistas que han reflejado en sus obras la realidad del conflicto entre palestinos e israelitas, algunos autores de origen palestino y otros de origen judío, todos ellos dando su particular versión de los hechos y sus reflexiones sobre el mismo. Jerusalén: Un retrato de familia es una más de estas visiones, sólo que en esta ocasión, sus autores el guionista Boaz Yakin, conocido por su carrera cinematográfica como guionista y director de títulos como Fresh o Prince of Persia: Las arenas del tiempo, y el dibujante Nick Bertozzi, conocido por su trabajo en obras como El Salón y Houdini: El rey de las esposas, ambientan esta historia en la Palestina de 1945, donde seremos testigos del devenir de los Halaby, una familia de origen judío que trata de sobrevivir en una ciudad convulsa ocupada por el ejercito británico, y en la que las diferentes culturas y religiones luchaban por establecerse en la complicada sociedad del nuevo estado de Israel que estaba a punto de formarse.
Yakin, apoyándose en los recuerdos de sus propios antepasados, nos presenta una apasionante historia donde se nos muestran de manera desgarradora los conflictos que mantienen los dos hermanos cabezas de familia antagonistas en la historia, que no dejan de ser un reflejo del eterno conflicto que se ha vivido desde hace generaciones entre familiares y vecinos en ese territorio que ha visto de todo en su relativamente corta existencia. Con el fin de mostrarnos hasta que punto puede llegar el ser humano, Yakin no escatima en ningún momento en mostrar al lector varios momentos duros y tensos del relato, que nos presentan a los diferentes miembros de los Halaby sobreviviendo a duras penas durante los convulsos años relatados, que hacen de esta novela gráfica un valioso documento histórico del proceso de transformación que sufrió Palestina hasta convertirse en la actual Jerusalén tal y como la conocemos hoy día.
Por su parte, el dibujante Nick Bertozzi, emplea un estilo sencillo bastante seco y tosco en blanco y negro, que gana en profundidad gracias a los tonos de grises empleados, un estilo que le viene que ni pintado al tono que ambos autores quieren dar a esta historia.
En definitiva, una lectura dura que no dejará indiferente al lector, y que recomendamos especialmente a todo aquel que quiera conocer más detalles sobre el interesante periodo histórico reflejado en Jerusalén: Un retrato de familia.

Jerusalén: Un retrato de familia
Boaz Yakin y Nick Bertozzi
Cartoné. 404 páginas. B/N. 28 €. La Cúpula