02 abril 2014

47 Ronin (Mike Richardson y Stan Sakai, Planeta DeAgostini)


La historia de los 47 Ronin es una leyenda popular del folclore japonés que se ha ido transmitiendo de generación en generación, que trata sobre la lealtad, el honor y el deber, y que ha sido adaptada a otros medios como el cine contando con varias adaptaciones, siendo la última la protagonizada por Keanu Reeves que a juzgar por el trailer, estará inspirada muy vagamente en la historia original. Como decía, esta historia ha visto diferentes versiones en las que se variaba algunos detalles según quién la contara, en esta nueva versión del relato adaptada al cómic, su autor, Mike Richardson, guionista y editor de Dark Horse, se inspiró en el relato oral que le contó su amigo y compañero Randy Stradley. Tal fue la fascinación de Richardson por esta leyenda, que se convirtió en una auténtica obsesión por adaptarla al medio historietístico durante varios años en los que el guionista estuvo dando forma al guión definitivo, que contó con la inestimable ayuda de un grande del manga como es Kazuo Koike, guionista de El Lobo Solitario y su Cachorro, y gran amigo de Richardson, que le echó una mano como asesor y consultor de ciertos aspectos de la historia.
Tras perfilar la historia para que fuese publicada finalmente en una miniserie de cinco números, sólo restaba encontrar al dibujante adecuado, y tras probar con dibujantes de diferentes estilos, la elección más obvia recayó en un autor de la casa, ni más ni menos que Stan Sakai, que llevaba publicando durante varios años en la editorial su serie Usagi Yojimbo.
Richardson, inspirado en la leyenda original, nos cuenta la historia de cómo 47 ronin planearon un plan para vengar a su señor Asano, una vez que este fue condenado a morir por seppuku por una falta de deshonor al Shogun, provocado por el funcionario del shogunato Kira, un vil personaje que provocó la muerte de este señor feudal.
Sakai cambia su estilo en esta ocasión para dibujar seres humanos en lugar de animales antropomórficos, y aún así sigue dibujando maravillosamente bien todos los escenarios del japón feudal donde se desarrolla la historia. Además tenemos el plus de poder ver los dibujos de Sakai a todo color, algo que no es muy habitual en Usagi Yojimbo, gracias a la paleta gráfica del colorista Lovern Kindzierski.
Richardson quizá se apoya demasiado en el rigor histórico y en un exhaustivo trabajo de documentación para hacer que su versión sea lo más respetuosa con la historia original, dotandola de un aire casi documental que hace que lamentablemente el drama y la épica apenas hagan acto de presencia en las páginas de la obra, envolviendo el relato en una mirada fría y aséptica, que nos hace desear que su guionista le hubiera dado más importancia al momento final en el cual la venganza es satisfecha, que a todos sus prolegómenos.
En definitiva, este tomo que ha publicado Planeta recientemente es una excelente oportunidad para conocer todos los detalles de esta popular historia japonesa sobre los samuráis leales, además de volver a disfrutar con los maravillosos dibujos del siempre genial Stan Sakai.

47 Ronin
Mike Richardson y Stan Sakai
Rústica. 152 páginas. Color. 12,95 €. Planeta DeAgostini