02 diciembre 2008

LA EDUCACIÓN DE HOPEY GLASS

Siempre que entre los aficionados a la historieta surge como tema de conversación los tebeos de los Hermanos Hernandez, la discusión acaba irremediablemente con la sempiterna e inevitable pregunta: ¿Quién te gusta más a Beto o Jaime?
Servidor, que desde siempre he sido seguidor incondicional de Beto, y sobre todo de sus historias de Palomar, cambié mis colores de un tiempo a esta parte por los de su hermano Jaime, y de este modo las pobres Luba y Tonantzin se vieron sustituidas por dos nuevos amores, Maggie y Hopey, o lo que es lo mismo las maravillosas Locas de Jaime.
Tras leer y disfrutar los tres tomos de Locas publicados por Ediciones La Cúpula, llega a nuestras librerías, en una estupenda edición en tapa dura, una nueva recopilación de las últimas historias que Jaime publicó en los números 11 al 19 del segundo volumen del ya mítico cómic Love & Rockets.
En La Educación de Hoppey Glass, Jaime nos presenta dos historias largas narradas magistralmente a través de varias historias cortas plagadas de constantes elipsis y saltos en el tiempo entre viñetas. La primera de las historias, titulada Día a día con Hopey, está protagonizada por Hopey, y en ella veremos a la inseparable compañera de Maggie en un momento crucial en su vida donde deberá dejar atrás su alocada y rebelde juventud y afrontar como una mujer responsable su camino a la madurez, mientras comienza una nueva etapa en su vida trabajando como asistente de la profesora en una escuela infantil.
La segunda de las historias se centra en el antiguo ex novio de Maggie, Ray Dominguez, y en narrarnos su persecución obsesiva de la exuberante Vivian, una eterna aspirante a actriz a la que Ray intenta seducir mientras procura, con escaso éxito, quitarse de la cabeza y del corazón a la adorable Maggie, la cual, por cierto, adquiere un papel secundario y apenas se deja ver por las páginas de este tomo, aunque su presencia es palpable en la vida de los protagonistas de ambas historias.
Jaime, que narra cada vez con más oficio y dibuja como los ángeles, sobre todo a las mujeres (maravillosas las rotundas formas de Angel y Vivian), ha acertado de pleno en sus historias de Locas haciendo crecer y evolucionar a sus personajes, humanizándolos y por tanto haciéndolos mucho más cercanos y creíbles para el lector.
En definitiva, La Educación de Hoppey Glass es un magnífico cómic que todo el mundo debería leer, sin embargo será doblemente disfrutado por aquellos que sean seguidores de las Locas, ya que conocen desde hace tiempo a los personajes. De todas formas aquellos lectores que se asomen por primera vez a estas historias, a buen seguro quedarán enamorados por los irresistibles encantos de los personajes creados por Jaime Hernandez.

La educación de Hopey Glass.
Jaime Hernandez.
La Cúpula.
132 págs. - B/N - 18 €. Cartoné. Número único. Noviembre 2008.