21 enero 2014

Batman: Espejo Oscuro (Scott Snyder, Jock y Francesco Francavilla, ECC Ediciones)


Aprovechando el éxito que está obteniendo el guionista Scott Snyder con series como American Vampire y su etapa en la actual serie de Batman, junto al dibujante Greg Capullo, no es de extrañar que ECC Ediciones esté recuperando en un par de tomos su anterior etapa con el personaje en la cabecera Detective Comics en las que el guionista tan sólo duró once números que le sirvieron como aval para que fuera el elegido para relanzar al hombre murciélago en su nueva etapa de los New 52.
Lo primero que llamará la atención al lector, es que en estas historias Batman no es Bruce Wayne, sino que es Dick Grayson, quien tomara su lugar como protector de Gotham tras los acontecimientos de Crisis Final. No obstante, tras el inevitable regreso de Wayne a la ciudad de Gotham, Dick continuó durante un tiempo llevando la capucha y la capa, y siendo un Batman más jovial que de vez en cuando soltaba algún que otro chascarrillo. Un detalle éste, que quizá pueda parecer estúpido, pero que sin duda los fieles seguidores del personaje agradecerán, ya que desde los tiempos de Robin, siempre fue un personaje bastante optimista y vivaracho.
En este primer tomo de la etapa de Snyder en Detective Comics, se nos presentan dos arcos argumentales totalmente diferenciados, pero que aún así comparten algún que otro detalle que amarán los amantes de la continuidad, mientras se nos van presentando detalles que veremos en próximas historias. Vamos, lo que sigue siendo el esquema habitual de una serie regular bien llevada, tanto por su editor como por su guionista, que respeta en todo momento a sus lectores habituales.
Espejo Oscuro es el título de la primera historia, que cuenta con el siempre sugerente estilo del dibujante Jock (Los Perdedores), y donde Snyder nos deja vislumbrar una pequeña idea que tiempo más tarde desarrollaría en la primera historia de su actual etapa en Batman. En el primer arco, que abarca los números 871 al 873 de la cabecera, se nos presenta a un nuevo villano llamado El Tratante, en cuyo lucrativo negocio subasta al mejor postor todo tipo de objetos relacionados con villanos que se han enfrentado a Batman.
En el siguiente arco argumental, publicado originalmente en los números 874 y 875 de Detective Comics, Snyder cede el protagonismo de la historia a James Gordon, donde el Comisario del Departamento de Policía de Gotham deberá hacer frente a dos personas de su pasado que regresan a su vida, uno es un sospechoso de ser un asesino en serie, y el otro es su hijo James, del que Gordon siempre tuvo dudas sobre si era un psicópata en potencia capaz de asesinar a alguien.
El dibujante Francesco Francavilla es el encargado de dar lustre a esta magnífica y tensa historia de suspense, realizando un trabajo excepcional tanto al dibujo, con esas evidentes influencias de dos grandes maestros del pincel como son Alex Toth y David Mazzuchelli, como aplicando una sugerente paleta de colores a sus lápices que hacen que leer esta historia sea todo un placer para la vista.
En definitiva, una lectura de lo más recomendable, que gustará a esos lectores que en su día leyeron algunos tebeos de Batman y disfrutaron con el personaje, pero que sin embargo en los últimos tiempos quizá se sintieron confundidos ante tanto crossover entre los títulos de la familia editorial del murciélago, y que con este tomo recuperarán el placer de leer un par de historias sencillas, pero muy bien resueltas, del personaje.

Batman: Espejo Oscuro
Scott Snyder, Jock y Francesco Francavilla
Cartoné. 144 páginas. Color. 15,95 €. ECC Ediciones