09 diciembre 2014

7 Soldados de la Victoria 1 (Grant Morrison, Cameron Stewart, Frazer Irving, J.H. Williams III, Ryan Sook y Simone Bianchi, ECC Ediciones)


Grant Morrison se ha declarado desde siempre un enamorado de los cómics DC de la Golden y Silver Age, y en prácticamente toda su producción como guionista para DC Comics se ha inspirado o ha homenajeado esos cómics inocentes con los que creció.
Cuando Morrison presentó a la editorial el concepto de los 7 Soldados de la Victoria, quiso afrontar el reto de rescatar al grupo de superhéroes más olvidado de la historia de DC y convertirla en una suerte de franquicia atrevida y molona, con nuevas series con historias originales y diferentes a lo que se estaba publicando por aquel entonces, y cuyos nuevos diseños y personajes darían lugar, si las ventas funcionaban bien, a nuevas series regulares protagonizadas por esos nuevos personajes.
El guionista escocés rompió con todo lo anterior, y en esta nueva puesta al día de los 7 Soldados de la Victoria los personajes poco o nada tiene que ver con los personajes del grupo original, si exceptuamos al Vigilante, todos son personajes creados ex profeso para estos cómics como Bulleteer o son nuevas versiones de personajes de la editorial como el Guardián o el Caballero Brillante.
La idea de Morrison era publicar un cómic que pusiera en marcha la trama, y posteriormente publicar siete miniseries, cada una protagonizada por un miembro del equipo, sin aparente relación entre ellas pero relacionadas entre ellas aunque fuera de forma tangencial, para terminar la historia en otro número especial donde todas las series y personajes confluirían.
En este primer número nos encontramos con el arranque de la historia, magistralmente dibujado por J.H. Williams III y donde se presenta al enemigo y una trama que se irá desarrollando en el resto de miniseries. A continuación tenemos los dos primeros números de Caballero Brillante, Guardián y Zatanna, y un número de Klarion.
Tras acabar su lectura nos damos cuenta que cada serie va a su aire, pero en todas ellas Morrison nos va presentando algunos conceptos que imaginamos tendrán relación en el desenlace de la historia, ya que todas ellas no pueden tener menos en común.
Para plasmar sus excéntricas ideas, Morrison tuvo la oportunidad de colaborar con dibujantes de gran talento como Cameron Stewart, Ryan Sook, Frazer Irving, Simone Bianchi, o el ya mencionado J.H. Williams III. A pesar de ser autores con estilos diferentes entre sí, la obra gana muchos enteros gracias a la labor de los dibujantes implicados, haciendo de la obra todo un deleite visual para el lector.
Aun permaneciendo series y personajes por presentar, la serie genera el interés suficiente como para continuar con la historia, y seguir adelante hasta completar las treinta piezas que componen el fantasioso puzzle ideado por Morrison.
Como siempre que abordamos una obra de Morrison, hay que advertir que los cómics del guionista pueden no estar hechos para todo el mundo, ya que sus imaginativas y extrañas ideas pueden descolocar incluso al lector bregado en mil batallas. Por otro lado, si consigues entrar en los mundos que suele proponer el escocés, disfrutarás con el viaje que nos propone en esta ocasión.
Este primer tomo, de los cuatro que constará la serie, incluye una galería de diseños de personajes firmada por J.H. Williams III y por el propio Morrison, que se nos revela como un dibujante con buena mano.

7 Soldados de la Victoria 1
Grant Morrison, Cameron Stewart, Frazer Irving, J.H. Williams III, Ryan Sook y Simone Bianchi

Cartoné. 224 páginas. Color. 22 €. ECC Ediciones