11 diciembre 2014

Superman: El hombre de acero 4-8 (John Byrne y varios autores, ECC Ediciones)

 

Prácticamente todas las nuevas versiones y los nuevos orígenes de Superman que hemos podido ver en los últimos años, ya sea en cómics o en series de televisión, tienen una deuda enorme con la versión que en los años ochenta desarrolló el autor canadiense John Byrne durante su larga estancia en series como Superman, Action Comics o Adventures of Superman.
La cuarta entrega de la colección que actualmente está publicando ECC Ediciones, en la que se recupera todo este interesante material, recopila los números 591 al 593 de Action Comics, el 38 de Legion of superheroes y el 10 y 11 de Superman, y en ellos tenemos la continuación y desenlace de la aventura compartida junto a la Legión de Super-héroes, el supergrupo del siglo XXX, donde Byrne se encarga de arreglar un pequeño desgarro en la continuidad del Universo DC, con respecto a las aventuras que Superman vivió de joven como Superboy antes de las Crisis en Tierras Infinitas.
En la siguiente historia de este cuarto tomo, vemos como el Joker, enemigo natural de Batman, hace acto de presencia en Metrópolis desplegando el caos habitual que le suele acompañar. Una historia sin tampoco demasiado que destacar, siendo lo más interesante la historia corta publicada como complemento, titulada Metrópolis 1.4000 Kms, y protagonizada por Lex Luthor, que nos demuestra el buen hacer de Byrne como guionista.
A continuación, homenaje a Kirby habemus y en concreto a dos de sus creaciones, Big Barda y Mr. Miracle, que aparecen como estrellas invitadas en una divertida historia en dos partes, que en su día generó bastante polémica y revuelo gracias a una serie de cintas de vídeo de contenido pornográfico donde el Hombre de Acero demostraba sus "dotes interpretativas" junto a la esposa de Mr. Miracle.
Además de todas estas historias, Byrne iba desarrollando varias líneas argumentales secundarias, en las que dotaba de más protagonismo a personajes secundarios como Cat Grant, una de las periodistas del Daily Planet, o Maggie Sawyer, la capitana de la Unidad de crímenes especiales de Metrópolis.
Otra historia a destacar incluida en este cuarto tomo, es sin duda aquella en la que Byrne presenta en sociedad la nueva versión post-Crisis de Mr. Mxyzptlk, en un relato donde Byrne aprovecha para mandar algún que otro recadito a su "adorado" Jim Shooter mostrando a un personaje llamado Ben Deroy, que nos puede recordar a cierto ser "todopoderoso" de las Secret Wars II. Una buena muestra de la mala baba y el cachondeo que se gastaba el canadiense.


En la quinta entrega de la colección, que recopila los números 594 y 595 de Action Comics, el 23 de Booster Gold, el 12 de Superman, y el Annual 1 de Action Comics y Superman, nos encontramos, como fuera norma en la cabecera Action Comics, con una nueva aventura compartida con otro personaje DC, en este caso con Booster Gold, superhéroe que también operaba en Metrópolis y con el que tuvo lugar un crossover de series. Una aventura más, donde lo más curioso sea ver a Dan Jurgens dibujando el personaje de Superman, años antes de que fuera uno de los responsables de su famosa y mediática muerte a manos de Doomsday.
A continuación, nos encontramos con una emotiva historia del pasado de Clark Kent, donde Byrne nos presenta su versión post-Crisis de Lori Lemaris, otro de esos personajes imprescindibles dentro de la mitología de Superman.
Y llega el plato fuerte del tomo, ni más ni menos que el Annual 1 de Action Comics, donde un Arthur Adams de estilo primerizo es el encargado de dibujar una magnífica historia de terror, escrita por Byrne, y con Batman como invitado, donde vemos como las fuerzas sobrenaturales pueden llegar a herir a un Superman bastante fuera de su elemento. Una gran historia que a día de hoy aún me pone los pelos de punta. Imprescindible.
El otro Annual incluido en el tomo es una historia bastante corriente, dibujada por Ron Frenz en esta ocasión, donde vemos la versión post-Crisis del gorila gigante Titano, otro villano mítico de Superman.
Es curioso como Byrne actualiza a estos personajes pre-Crisis, pero tampoco les dio mucha más cancha en esta nueva versión substancialmente más "realista" del personaje, donde aparentemente no tenían cabida ni gorilas gigantes ni jóvenes sirenas.
Cerrando el tomo, seremos testigos de la primera aparición de Silver Banshee, villana de nuevo cuño que ha conseguido ganarse un puesto de honor en el panteón de los villanos más peligrosos del Hombre de Acero. Además en este número, y en algunos anteriores, se nos van dejando pequeñas pistas de Millennium, el megacrossover que estaba por llegar y que ocupará prácticamente la totalidad de los dos tomos siguientes.


El sexto tomo de la colección Grandes Autores de Superman: John Byrne incluye la miniserie de cuatro números World of Krypton, los números 13 de Superman, el 596 de Action comics, y el 436 de Adventures of Superman, que sumaba la tercera serie dedicada al Hombre de Acero escrita por Byrne, encargándose del dibujo Jerry Ordway.
Debido al éxito que supuso el relanzamiento de Superman a manos de Byrne, en la editorial dieron carta blanca al autor canadiense para realizar una serie de miniseries, en las que exploraría algunos aspectos de la mitología del personaje que, por estar ambientadas o narrar hechos del pasado del personaje, no tenían cabida en las series regulares en las que estaba trabajando. Estas miniseries se titularon World of Krypton, World of Smallville y World of Metropolis.
Con un joven Mike Mignola, con un estilo hoy prácticamente irreconocible, a los lápices, y Byrne escribiendo, Mundo de Krypton, la primera de estas miniseries, y sin duda la más exitosa y recordada de las tres, se nos narraba la historia de Van-L, uno de los antepasados de Kal-El. En esta historia, Byrne nos ofrece una excelente historia de ciencia-ficción, al tiempo que presenciamos una acelerada lección de historia de Krypton, y donde se nos explican más detalles sobre los padres de Superman y el proceso que desencandenó la terrible explosión del planeta. Byrne consigue plasmar de manera brillante a la sociedad kryptoniana, estando considerada durante muchos años después como canon, y como la versión definitiva del planeta natal de Superman.
Con la presentación de la nueva versión del Juguetero, otro de los villanos clásicos del personaje, y con un divertido cameo de Los Vengadores de la serie de televisión británica, daba comienzo oficialmente el crossover con Millennium, donde Superman se enfrentaba a los robots llamados Manhunters, mientras intentaba lidiar con una sorprendente revelación de su pasado, que repercutía en Smallville y sobre todo en Lana Lang, su amiga desde la infancia. Y en plena vorágine del crossover concluía este sexto tomo.


El séptimo tomo, incluye el siguiente material Superman 14 a 16, Adventures of Superman 437 a 439 USA, Action Comics núm. 597 y 598, y concluye el crossover con Millennium en un entretenido team-up, en el que Superman une fuerzas con Green Lantern, y donde tanto Byrne como Kesel están pletóricos al dibujo.
La siguiente historia, a pesar de ser un crossover bastante metido con calzador con Millennium que sirve como epílogo, es un interesante ejercicio de estilo el que nos propone Byrne, acompañado al dibujo por Ordway, donde se nos muestran dos acciones paralelas narradas desde dos puntos de vista, recayendo el protagonismo en José Delgado alias Gangbuster, un personaje secundario creado por Marv Wolfman, el anterior guionista de Adventures of Superman.
En los números siguientes, y tras el brutal número anterior, veremos como Lois Lane ha de hacer frente a su relación con Superman, mientras José Delgado va ganando mayor protagonismo en la vida de la intrépida reportera. Además veremos como Superman debe enfrentarse a un demonio alado para ayudar a su amiga la Capitana Sawyer a recuperar a su hija.
Tras estas aventuras, Byrne actualiza de manera bastante curiosa y original a Brainiac, uno de los villanos más mortíferos del personaje, nos presenta a la organización Checkmate en un team-up bastante entretenido, que además servía como presentación a los lectores de Superman de esta nueva serie de superespías, y en las siguientes historias, bastante intrascendentes todo hay que decirlo, va plantando pequeñas semillas de historias que están por venir, al tiempo que nos presenta la nueva versión de El Bromista, otro villano pre-Crisis actualizado para los tiempos modernos.


El octavo tomo está dedicado en su totalidad a recopilar las miniseries World of Smallville y World of Metropolis, de cuatro números cada una. Byrne solo se encargaba en estas miniseries de escribirlas, y de ilustras las portadas, delegando el dibujo de las páginas interiores en dos grandes leyendas de la historia editorial del personaje, como son los dibujantes Kurt Schaffenberger y Win Mortimer, que contaron con la ayuda de dos grandes entintadores como Alfredo Alcalá y Dick Giordano.
En la primera de estas minisereries, dedicada al pasado de Smallville, Byrne nos cuenta como acabaron contrayendo matrimonio John y Martha Kent, los padres adoptivos de Superman, en una rocambolesca historia que nos puede recordar a las historias románticas que fueron tan populares durante los cuarenta y los cincuenta. Además aprovecha para contarnos los años perdidos de Lana Lang y profundizar con detalle en el plan desarrollado por los Manhunters para acabar con Superman.
La segunda miniserie, dedicada a Metropolis, nos presenta cuatro historias independientes dedicadas al staff principal del Daily Planet, en las que Byrne nos narra historias del pasado de Perry White, Lois Lane, Clark Kent y Jimmy Olsen. No son nada del otro mundo, pero aún así son lo suficientemente curiosas para conocer más detalles sobre el pasado de estos personajes.
En definitiva, solo me queda recomendaros esta maravillosa etapa, considerada por los aficionados como una de las mejores del personaje, sino la mejor. Leídas hoy día, y con la perspectiva que nos da el paso del tiempo, es digno de elogiar el enorme trabajo desarrollado por Byrne en todas las cabeceras en las que trabajó, consiguiendo actualizar de manera fresca y atractiva a todo un icono como Superman con 50 años a sus espaldas, consiguiendo además grandes críticas y cifras de ventas, y entendiendo a la perfección la manera de tratar a un personaje como Superman.

Superman: El hombre de acero 4-8
John Byrne y varios autores
Cartoné. 176 páginas c/u. Color. 19,50 € c/u. ECC Ediciones