05 diciembre 2014

Batman: Asilo Arkham - Purgatorio (Dan Slott y Ryan Sook, ECC Ediciones)


Desde hace varios años y durante su larga estancia al frente de las aventuras del trepamuros, Dan Slott ha sido una pieza fundamental a la hora de revitalizar y dotar de nuevo de interés al personaje de Spiderman.
Slott tiene a sus espaldas una extensa carrera como guionista, tanto para Marvel como DC, de la que apenas hemos llegado a conocer una pequeña parte.
En su producción para DC, cabría destacar varios números de la serie Batman Adventures, que adaptaba a las viñetas la mítica serie de animación noventera producida por Bruce Timm y Paul Dini.
El guionista volvió a trabajar en 2003 con el Hombre Murciélago, al menos de forma tangencial, en la miniserie de seis números titulada Arkham Asylum: Living Hell, que ECC Ediciones acaba de publicar en un bonito tomo bajo el título de Purgatorio.
Inspirándose en la enorme Alguien voló sobre el nido del cuco, Slott construye una historia que gira en torno al Asilo Arkham, su personal, y sus pacientes. Para ello crea a su particular Jack Nicholson, ni más ni menos que Warren White, un empresario sin escrúpulos detenido por malversación de fondos, que se hará pasar por loco para librarse de su condena en prisión. Lo que el bueno de Warren no sabe es que, al ser declarado mentalmente inestable, irá a dar con sus huesos en los inhóspitos y nada acogedores muros del Asilo Arkham para criminales dementes, y es en ese justo momento cuando su vida se convertirá en un auténtico infierno.
Para esta miniserie, Slott creó, además de a Warren, a varios personajes que forman parte del staff del Asilo como el guardia Aaron Cash o la Doctoria Anne Carve con los que iremos viendo, a través de sus historias, a varios reclusos creados por el guionista especialmente para esta obra, como son Jane Nadie, Temblor Mortal o Larva, por citar solo a algunos. Además, no podían faltar, claro, las inevitables apariciones de prácticamente toda la galería de villanos de Batman, como el Joker, Dos Caras, Enigma, etc.
Lo que en un principio podría presentarse como un interesante psico-drama carcelario, de repente se convierte en todo un festival de terror sobrenatural gracias a la aparición en escena de cierto personaje del universo mágico de DC, y de varios demonios que pasaban por allí dispuestos a animar un poco al personal y a los reclusos del Asilo Arkham.
Por su parte, Ryan Sook, poseedor de un maravilloso estilo de dibujo, influenciado por dos titanes como son Mike Mignola y Kevin Nowlan, realiza un espectacular trabajo durante los seis números de la miniserie, manteniendo el trepidante ritmo de la narración en todo momento y plasmando fenomenalmente bien las particulares características de todos y cada uno de los personajes que aparecen en la obra.
En definitiva, Purgatorio es una historia divertidísima, muy loca y gamberra, donde Slott da rienda suelta a su particular y negrísimo humor, con la que conoceremos un poco mejor como funciona el Asilo Arkham y la cabeza de algunos de sus "inquilinos", donde el personaje de Batman apenas aparece, y ni falta que hace, ya que en manos de Slott hasta el villano más insignificante tiene el carisma suficiente como para hacerle sombra hasta al mismísimo Caballero Oscuro.
Mención especial merecen las impresionantes portadas pintadas obra del maravilloso Eric Powell, al que todos conoceréis, o deberíais, por su magnífica serie El Bruto (The Goon).
Cerrando el tomo nos encontramos con interesantes y variados extras, como la propuesta que Slott presentó a DC para la miniserie, los perfiles de algunos de los personajes, y una galería de bocetos y diseños de personajes, obra del siempre genial Ryan Sook.

Batman: Asilo Arkham - Purgatorio
Dan Slott y Ryan Sook

Cartoné. 176 páginas. Color. 17,95 €. ECC Ediciones