15 diciembre 2014

Sandman: Noches eternas (Neil Gaiman y Varios autores, ECC Ediciones)


Siete años tuvieron que pasar para que Neil Gaiman volviera a escribir siete historias dedicadas a la familia de los Eternos, protagonistas de la cabecera The Sandman.
Para este proyecto especial, titulado Noches eternas, Gaiman quiso contar con siete grandes dibujantes internacionales, todos ellos de estilo dispar y autores de primer nivel, para narrar siete historias, protagonizadas por Sueño y por sus hermanos.
Para la historia protagonizada por Muerte, Gaiman se inspiró en el relato de Poe La Máscara de la Muerte Roja, para narrarnos una historia de un soldado que se encuentra de vacaciones en Venecia.
Deseo es la siguiente protagonista, en un relato donde el deseo y la pasión son los protagonistas. Como no podía ser de otra forma, el encargado de narrar tan apasionada historia fue ni más ni menos que el gran dibujante italiano Milo Manara, que supo dar a la historia el toque sensual y erótico perfecto.
En nuestro país este proyecto causó cierto revuelo debido a que uno de los dibujantes implicados fue el gallego Miguelanxo Prado, encargado de ilustrar la tercera historia. Protagonizada por Sueño, y ambientada en los albores de la creación del Universo, en ella podemos encontrar un gran número de referencias a deidades y conceptos del Universo DC que harán las delicias de los fans más veteranos.
Las dos siguientes historias están protagonizadas por Desesperación y por Delirio, y ambas están ilustradas por dos grandes ilustradores como son Barron Storey (con ayuda de Dave McKean) y Bill Sienkiewicz, dos artistas con una sensibilidad muy especial a la hora de afrontar una ilustración, y cuyos estilos abstractos están fuertemente influenciados entre sí. Son dos relatos, donde lo verdaderamente importante no es el texto de Gaiman, sino las sensaciones que las espectaculares planchas de Storey y Sienkiewicz despiertan en el lector.
Los dos últimos relatos, dedicados a Destrucción y a Destino, están ilustrados por dos artistas con un estilo más figurativo como son Glenn Fabry, conocido por su estupendo trabajo como portadista en la serie Predicador, y Frank Quitely, colaborador habitual de Grant Morrison en obras como Flex Mentallo o All Star Superman.
El relato protagonizado por Destrucción es de lo más entretenido, y nos descubre más detalles de este Eterno, al que apenas pudimos conocer en las páginas de Sandman.
Por su parte, la historia protagonizada por Destino es una maravilla en el apartado visual gracias al magnífico trabajo de Quitely, que compone las páginas de manera espectacular para sacar petróleo de la historia más breve de las que encontramos en el libro, que en un principio iba a haber sido ilustrada por Moebius, pero al final no pudo ser, quedando esa historia jamás realizada para ser encontrada en alguno de los poblados estantes de la biblioteca de Lucien.
Echando la vista atrás, y valorando este proyecto especial, hay que destacar la labor que hizo el sello Vertigo, y el propio Gaiman, al poder reunir a estos siete grandes talentos artísticos en un solo libro. Quizá no sea lo mejor que se ha escrito con los personajes, pero sin duda si que es lo mejor que se ha dibujado con ellos.
A modo de extra, y complementando al resto del material, ECC ha incluido en este tomo tres historias cortas de diversa procedencia. Las dos primeras están protagonizadas por Deseo, e ilustradas por John Bolton y Michael Zulli, y originalmente fueron publicadas en dos números de la serie de especiales titulada Vertigo: Winter's Edge, mientras que la tercera historia está ilustrada por Dave McKean, se titula La última historia de Sandman, y fue incluida originalmente n el tomo recopilatorio Dust Covers: The Collected Sandman Covers. A destacar esta última historia de Sandman por dos razones, primero porque es una historia bellísima protagonizada por el propio Gaiman, y segundo porque podemos leer por primera vez una historia de Sandman dibujada por McKean, que aún siendo el ilustrador de todas las portadas de la serie, nunca llegó a dibujar ninguna historia con el personaje.
En definitiva, un tomo de lo más recomendable para todos aquellos amantes de la obra de Neil Gaiman, y de su obra más conocida, y para todos aquellos seguidores de cualquiera de estos artistazos: P. Craig Russell, Milo Manara, Miguelanxo Prado, Barron Storey, Bill Sienkiewicz, Glenn Fabry, Frank Quitely, John Bolton, Michael Zulli y Dave McKean.

Sandman: Noches eternas
Neil Gaiman y Varios autores

Cartoné. 184 páginas. Color. 18,95 €. ECC Ediciones