01 julio 2012

Historias cortas de Satoshi Kon


Historias cortas de Satoshi Kon
Satoshi Kon
Cartoné. 152 páginas. Color. 14,95 €. Planeta DeAgostini


La noticia del repentino fallecimiento de Satoshi Kon (1963-2010) supuso un duro golpe para todos los aficionados que seguían con devoción su brillante carrera como director de animación que, hasta la fecha, nos ha dejado grandes films como Perfect blue, Millenium actress, Tokio Godfathers y Paprika y la sugerente e inclasificable serie de televisión Paranoia Agent.
Como todo gran director de animación japonés, sus primeros pasos fueron dados en el campo del manga donde, a pesar de su escasa producción, también nos ha dejado obras tan interesantes como Regreso al mar, de la que pronto esperamos ver una nueva edición por parte de Planeta, o ¡Qué Horror de Apartamento! (World Apartment Horror), junto a otro grande como Katsuhiro Otomo.
Como homenaje a este gran artista, Planeta ha publicado recientemente una recopilación de sus historias cortas que vieron la luz en 2011 en Japón de la mano de la editorial Kodansha.
En el presente tomo el lector encontrará quince historias escritas y dibujadas por un Satoshi Kon, realizadas durante los años 1984 al 1989, donde vemos que el estilo gráfico del autor japonés está fuertemente influenciado por Katsuhiro Otomo, otro gran autor con el que acabaría colaborando años más tarde en varias ocasiones.
En este tomo Kon juega con prácticamente todos los géneros habidos y por haber, y así en el interior de sus páginas encontramos historias humorísticas como por ejemplo en Follonazo, Verano de nervios, Secuestradores, Más allá del sol y Las aventuras del viejo Bashô; historias costumbristas como El pequeño beisbolista, Enfoque, Es la hora de los adioses y Joyfull Bell; una historia de fantasmas con toques de humor en Los visitantes; una historias de samurais en Waira; una historia bélica en Delfines del desierto y la ciencia-ficción distópica en historias como Talla, Picnic y Cautivos.
El lector avezado descubrirá en esta colección de historias cortas, cierta sensibilidad y varias ideas del autor que posteriormente veríamos reflejadas en algunas de sus películas de animación, por lo que este tomo nos sirve como una excelente oportunidad de asomarnos a las historias de un mangaka primerizo, que supondrían el germen del que llegaría a convertirse en un gran director cuya brillante carrera se vio truncada a causa de un cáncer de páncreas terminal.
La edición de Planeta es bastante correcta, salvo la reproducción de algunas historias cuyos originales no se han podido conseguir, y además de las historias mencionadas contiene una entrevista con el músico Susumu Hirashawa, amigo personal de Kon y colaborador en varias de sus películas, en la que nos habla de su relación con él y sobre La máquina de soñar, la película que dejó inacabada debido a su inesperada muerte, y que otros directores se están encargando de finalizar.