18 julio 2012

Usagi Yojimbo 24: El regreso del alma negra


Usagi Yojimbo 24: El regreso del alma negra
Stan Sakai

Rústica. 192 páginas. B/N. 12,95 €. Planeta DeAgostini

Planeta DeAgostini se ha estado poniendo las pilas con la publicación de Usagi Yojimbo en España y en los últimos meses ha conseguido un ritmo casi regular con la publicación de los nuevos tomos, y servidor no puede esperar a leer -más bien a devorar- cada nueva entrega que va a apareciendo con las andanzas del conejo samurái creado por Stan Sakai, que en esta ocasión llega al número 24 de los tomos recopilatorios en el que se recopilan los números 103 al 109 de la serie americana y una historia corta aparecida en el cómic Free Comic Book Day 2009.
En este tomo titulado "El regreso del alma negra", Sakai nos presenta dos historias más o menos relacionadas entre sí que forman una historia más extensa y compleja y una historia corta de fantasmas que sirve de aperitivo ante los platos fuertes que esperan al lector en las casi doscientas páginas que conforman el tomo.
En la primera de las historias, la titulada "La oscuridad y el alma", Stan Sakai nos narra, por medio de una magnífica historia de terror ambientada en el pasado, los hechos que propiciaron la creación del demonio Jei, que tantos quebraderos ha dado a Usagi y a sus amigos a lo largo de los años.
A continuación, en "Gorriones" seremos testigos la persecución de la espadachina Inazuma, por parte de Usagi, sus amigos Gen y Perro Perdido, el misterioso Isamu y un ejército de cazarrecompensas que andan tras el rastro de Inazuma que, bajo la influencia del malévolo demonio Jei, ha ido dejando un rastro de cadáveres a su paso, entre ellos el del hijo del Jefe Bakuchi, que ha doblado la recompensa por su cabeza.
Con su narración sencilla y concisa, Sakai mantiene en vilo al lector en el terrorífico relato de posesión demoníaca de la primera historia, mientras en la segunda parte del tomo el autor japonés imprime un ritmo vertiginoso a la historia en la que los combates a espada se suceden sin apenas dar respiro a unos personajes que se ven abocados a un final, que como no podía ser de otra manera queda muy abierto.
Como ya es habitual, os sigo recomendando esta serie de la que quizá no se hable mucho por la blogosfera, pero que continúa manteniendo un nivel de calidad altísimo que esperemos que su autor sepa mantener muchos años más, como ha estado haciendo hasta ahora. Nosotros, por nuestra parte, seguiremos disfrutando leyendo las nuevas aventuras de Miyamoto Usagi a través del camino del samurái.