02 julio 2012

Zombies 1: La divina comedia


Zombies 1: La divina comedia
Olivier Peru y Sophian Cholet
Cartoné. 48 páginas. Color. 12,95 €. Planeta DeAgostini


La moda zombie continúa imparable. Podemos encontrar a los muertos vivientes deambular por todo el espectro de la industria del entretenimiento: cine, televisión, literatura, cómics... En el medio que nos ocupa, el de las viñetas, el ávido consumidor de muertos vivientes tiene a su alcance títulos como Los Muertos Vivientes de Robert Kirkman, que quizá sea uno de los mejores cómics que hay dentro de su género.
Pero como no solo de los zombies de Kirkman vive el aficionado, existen en las librerías otros cómics con los zombies como protagonistas, que también merecen especial atención, como por ejemplo esta BD titulada Zombies: La divina comedia.
Con denominación de origen francesa, concretamente del catálogo de la editorial Soleil, nos llega este primer tomo de esta serie, de la que hasta la fecha han aparecido dos tomos.
Escrita por el guionista Oliver Peru e ilustrada por el dibujante Sophian Cholet, este primer tomo de Zombies, nos narra como un virus de origen desconocido ha transformado a la mayoría de la población en zombies hambrientos de carne humana. La historia tiene como protagonista a Coleman, un padre desesperado que se embarca en un viaje hasta Seattle para intentar encontrar a su hija Stacy. Una vez en Seattle y transcurridos siete meses, y con prácticamente toda la esperanza perdida de encontrar a su hija, conoce a Josh, un niño que se ha quedado solo y del que se hace cargo. Ambos recobran la esperanza y sobreviven como pueden en una ciudad infestada por los zombies, hasta que conocen a un grupo organizado de supervivientes al que se unirán en su búsqueda de una isla cercana a Nueva York donde reconstruir la nueva sociedad.
El guionista Oliver Peru construye una historia que, a pesar de contar con todos los tópicos y lugares comunes de las historias de zombies ya conocidas por todos, funciona bastante bien y mantiene enganchado al lector durante toda la lectura de este primer tomo, que tras acabar su lectura deja con ganas de más. Peru además ha incluido en la trama varios homenajes y referencias al mundo del cómic de superhéroes y a las películas de zombies de serie B que harán las delicias de los aficionados más hardcore.
Por su parte, el dibujante Sophian Cholet firma un trabajo bastante sobrio en el que apenas firma un par de imágenes espectaculares, centrándose sobre todo en la claridad de la narración de lo que se cuenta.
A la espera de la publicación por parte de Planeta de la segunda entrega titulada La brevedad de la vida, solo nos queda recomendar esta primera entrega y preguntarnos, como hubiese sido esta historia de zombies al más puro estilo BD, si en lugar de en Estados Unidos la acción hubiese tenido lugar en alguna ciudad de Francia.