05 septiembre 2012

El Asombroso Hombre-Lobo nº 4


El Asombroso Hombre-Lobo nº 4

Robert Kirkman y Jason Howard
Rústica. 160 páginas. Color. 13,95 €. Planeta DeAgostini

Tras los acontecimientos del tomo anterior, Robert Kirkman continúa narrándonos las aventuras de Gary Hampton, y en este cuarto y último tomo se recopilan los números 19 al 25 de la serie original donde Kirkman y Howard, el equipo creativo tras las historias del Hombre-Lobo, no dan un momento de pausa a su personaje y van llevándole de aventura a aventura sin apenas dar un respiro al lector.
En la primera de las historias, Gary Hampton, que permanece infiltrado en el grupo de supervillanos reclutado por El Semblante, contempla atónito como su malvado jefe invoca hasta las ruinas de Stonehenge para invocar a Grogg, una criatura gigantesca y milenaria cuyo único objetivo es destruir la ciudad de Nueva York, siendo Gary el único capaz de interponerse en su camino.
Posteriormente, y tras su enfrentamiento con Grogg, veremos como la imagen pública de Gary ha cambiado y volverá a estar del lado de "los buenos" trabajando codo con codo junto a Cecil Stedman, el director de la Agencia Global de Defensa.
En esta última entrega de la serie, Kirkman sigue creando varias tramas paralelas y manejando el ritmo del tebeo hábilmente y, por supuesto, no se olvida de personajes como el vampiro Zechariah, la nueva compañera de Gary, Meca-Doncella y el Antiguo, el Hombre-Lobo que le otorgó su maldición y sus poderes. Y como no podía ser de otra manera, el final de la serie nos depara una sorpresa que deja abierta la posibilidad de retomar la serie y a sus personajes próximamente.
Y es que si por algo se caracterizan los cómics de superhéroes escritos por el señor Kirkman es que tienen ese puntito emocionante de no saber nunca lo que vas a encontrar al pasar a la página siguiente, siendo ese "factor sorpresa" una de las razones por las que los aficionados a los cómics más veteranos, y por supuesto los lectores más jóvenes, encuentran tan atractivos sus cómics de superhéroes, ya que les retrotrae a una época en la que los cómics no eran tan predecibles como lo son actualmente.
En estos últimos números de la serie, es apreciable la evolución del dibujante Jason Howard, que muestra un mayor detallismo en las viñetas y una composición de páginas más atractiva que en sus inicios.
Al igual que entregas anteriores, de las que ya escribí por aquí en su día (podéis buscar un par de reseñas en el buscador), os sigo recomendando esta serie que, lamentablemente llega a su fin ya que la serie fue cancelada en los Estados Unidos, pero que ha permitido que sus creadores sigan colaborando en la serie Super Dinosaur, que probablemente pronto veamos publicada por estos lares, y estoy seguro que esta nueva colaboración entre ambos autores llegará a los mismos niveles de diversión y entretenimiento que El Asombroso Hombre-Lobo.