05 noviembre 2008

ASUNTOS PENDIENTES

Desde sus inicios, la editorial madrileña Diábolo Ediciones ha mostrado siempre un compromiso con el cómic de producción nacional y, además de publicar a autores conocidos por los lectores como Raule y Roger Ibánez o Mauro Entrialgo, ha apostado también por obras de jóvenes autores. En esta ocasión una de sus últimas apuestas publicada hace unos meses, ha sido Asuntos Pendientes, obra dibujada por el valenciano Karles Sellés y escrita por Julio Videras, al que ya conociamos por Cornelia, su anterior trabajo publicado también por Diábolo.
Fuertemente inspirados por multitud de influencias del género que van desde Los Soprano, pasando por el El Padrino, las películas de mafiosos de Martin Scorsese y hasta unos diálogos Tarantinianos, ambos autores nos presentan una entretenida historia de mafiosos con reparto coral, y en la que el detonante de la trama es el capo mafioso nonagenario Enzo Constanza que, con el fin de sus días próximo, planea una elaborada vendetta contra los demás grupos mafiosos de la ciudad que pretenden ocupar su lugar.
En la sangrienta vendetta del capo Constanza, se verán envueltos las demás familias mafiosas, policias corruptos, la mafia rusa, un actor porno de nombre Rocco y su rival más directo, el mafioso Santini.
A pesar de las ya mencionadas influencias y de jugar con los consabidos tópicos de las historias mafiosas, Videras consigue crear un intensa historia de venganza que se lee con bastante agrado, atrapando al lector desde la primera página hasta la última.
En el apartado gráfico, el debutante Karles Sellés, poseedor de un estilo de dibujo que le viene fenomenal al tono de la historia, firma un buen trabajo, a pesar de un entintado algo dubitativo en algunas páginas y de abusar en exceso de las tonalidades grises y de los efectos brillantes aplicados con Photoshop que abarrotan las páginas.
La estupenda edición de Diábolo se completa con una galería de bocetos, en la que podemos apreciar unos acabados dibujos a lápiz del autor que, lamentablemente, tras las tintas y el paso por el Photoshop, han perdido, en mi opinión, bastante fuerza y expresividad. Quizás no sería mala idea que, en sus próximas obras, Sellés se planteara reproducir sus dibujos directamente a lápiz.
Asuntos Pendientes es, por tanto, una entretenida historia que se lee con interés y que gustará a los amantes del género negro y, en especial, a los que les gusten las historias de familias de mafiosos italianas con mucha sangre y muchos tiros.

Asuntos Pendientes.
Julio Videras y Karles Sellés.
Diábolo Ediciones.
80 págs. - B/N - 11,95 €. Cartoné. Número único. Septiembre 2008.